Como saber si eres intolerante a la lactosa

intolerante a la lactosa

La intolerancia a la lactosa es algo perfectamente normal en adultos, pero por algunos caprichos de la evolución, en unos países (especialmente en Europa), la mayoría de la población es tolerante a la lactosa a la edad adulta. En España, un 15% de las personas (es decir 7 millones de individuos) no toleran el azúcar de la leche. Como la mayoría de la alimentación está diseñada para el 85% restante, ser intolerante a la lactosa produce algunas molestias, y por eso es mejor saberlo.

Una mutación genética que se convirtió en ventaja para sobrevivir

En los mamíferos, humanos incluidos, el periodo de lactancia es una fase importante para el desarrollo de los bebés y niños de poca edad, pero luego no es necesario tomar leche. Por eso estamos programados genéticamente para que la producción de lactasa (la enzima que descompone la lactosa en glucosa para su absorción por el sistema digestivo) se reduzca hasta casi desaparecer a partir de los 4 años.

Las personas tolerantes debería ser una minoría, ya que son individuos que han heredado una mutación genética que permite seguir tomando leche a la edad adulta (porque se sigue produciendo lactasa). Sin embargo, como cuenta este interesante artículo sobre el tema, poder digerir leche se convirtió en una ventaja evolutiva en algunos momentos y en algunos sitios en la historia, especialmente en el norte de Europa, donde la ganadería era casi la única forma de sobrevivir.

De esta forma, las personas que toleraban la lactosa sobrevivían mientras las que no podían asimilar la leche iban desapareciendo gradualmente a lo largo de muchas generaciones. El resultado es que hoy en día el 99% de los suecos toleran perfectamente la lactosa, mientras solo un 2% de los tailandeses lo hacen.

¿Qué pasa cuando no eres tolerante a la lactosa?

Las personas cuyos organismos han dejado de producir lactasa ya no pueden descomponer la lactosa en glucosa, que pasa a ser fermentada por las bacterias presentes en el intestino. Esa fermentación es la que produce los síntomas más molestos de la intolerancia a la lactosa, como gases, sensación de hinchazón, y en algunos casos más graves, diarrea.

El problema es que muchos productos, y hasta los más insospechados contienen leche. Es fácil adivinar que puede haber lactosa en los derivados lácteos como el queso, las cremas, la nata o los yogures, pero muchísimos otros platos incluyen algo de leche en su composición. La única forma de saberlo es leerse la lista de ingredientes de los envases.

¿Cómo saber si eres intolerante?

Si tienes la sospecha de poder ser intolerante a la lactosa, será porque has experimentado alguna vez los síntomas desagradables que describíamos antes. Pero esos síntomas podrían tener otro origen. Para empezar a asegurarte, puedes probar cambiar tu dieta durante unos días y ver si mejoras. Si tienes mucho cuidado y no ingieres nada que contenga leche, si mejoras podrá ser un indicio de que podrías ser intolerante a la lactosa.

Para confirmarlo de forma definitiva, lo mejor es acudir a tu médico, que te podrá orientar. En concreto, hay unas pruebas de aliento muy sencillas que permiten diagnosticarlo. Se hacen diversas medidas de la composición del aire exhalado: una en ayunas, otra pocos minutos después de tomar una solución con lactosa, y otra más tarde. La intolerancia a la lactosa se nota a través de una variación del hidrógeno en el aliento.

¿Cómo vivir bien cuando eres intolerante a la lactosa?

No te preocupes, no tienes porque mudarte a Tailandia, donde casi todo el mundo es intolerante a la lactosa, y por lo tanto la comida está adaptada. Hoy en día en Europa se están tomando medidas para este mercado que aunque sea minoritario, es muy relevante. Cada vez se venden más productos sin lactosa, incluso productos lácteos. Tan solo tendrás que tener cuidado con lo que comes y adaptar tu estilo de alimentación.

Puede ser un poco molesto tener que estar siempre pendiente de las etiquetas y de la composición de los platos en los restaurantes, pero la contrapartida es un mayor bienestar y dejar de sufrir esas molestias, así que merece la pena.

Artículos relacionados

Prevención del cáncer: las recomendaciones de la OMS

Como mejorar la memoria

Deja de tener miedo al médico

Anuncios

Un pensamiento en “Como saber si eres intolerante a la lactosa

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s