Beneficios del ajo

beneficios-del-ajo

Las propiedades del ajo hacen que esta planta tenga muchos beneficios para la salud, especialmente en la prevención de algunos cánceres. De allí a que algunos lo hayan convertido en un remedio milagroso, hay un trecho importante. Evidentemente, pese a sus beneficios, no es la panacea, pero aun así merece la pena repasar las ventajas de su consumo.

 

El poder de los bulbos para la salud: la familia Allium

El ajo, cuyo nombre científico es Allium sativum, pertenece al género de plantas con bulbo llamado Allium, en compañía de otros conocidos de nuestras cocinas como la cebolla, el puerro o la cebolleta.

Ya te habíamos comentado cuando te explicamos como comer sano, que el consumo de frutas verduras era muy saludable. Las investigaciones científicas demuestran que comer verduras reduce por ejemplo el riesgo de enfermedades cardiovasculares (ver el estudio de Bazzano LA, Serdula MK, Liu S. de 2003). Los Allium son verduras, y por lo tanto tienen este beneficio general.

Pero más concretamente, se ha comprobado mediante estudios (You WC, Li JY, 2005) que el consumo de ajos, cebollas y otros miembros de la familia tiene un efecto protector respecto al cáncer gástrico. En otra investigación (Bianchini F, Vainio H. 2001) han encontrado que su consumo previene el cáncer del intestino, aunque para otros tipos de cánceres (mama, pulmón) no hay resultados concluyentes hasta ahora.

El ajo como elemento de prevención del cáncer

Se han hecho estudio más específicamente sobre la incorporación del ajo a la dieta, los cuales relacionan el consumo de esta verdura con una disminución del 50% del riesgo de cáncer de estómago y del 30% del riesgo de cáncer colorrectal. Aunque hay que matizar que los estudios se hicieron con un consumo muy significativo de ajo (18g por semana, es decir aproximadamente un diente de ajo al día).

En este punto, cabe recordar dos cosas importantes. En primer lugar, solo estamos hablando de una reducción del riesgo de contraer la enfermedad. Consumir mucho ajo no asegura el no desarrollar un cáncer, ni por supuesto tiene efectos curativos (como pueden dejar entender algunas webs poco fiables). En segundo lugar, consumir mucho ajo también tiene sus inconvenientes, como molestias digestivas, especialmente si se consume ajo fresco en ayunas.

 

El ajo como elemento de prevención de enfermedades cardiovasculares

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association o AHA) tiene al ajo dentro de su lista de alimentos con un cierto efecto protector para el corazón, de la misma forma que figuran las nueces, las legumbres, el soya o el té.

El ajo tiene también un efecto anticoagulante, y contribuye a bajar la tensión arterial. Además ayuda a reducir el colesterol, aunque los estudios muestran que se trata de un efecto muy leve.

 

Propiedades del ajo contra las infecciones

Uno de los beneficios del ajo más conocido desde tiempos muy antiguos es su capacidad a combatir las infecciones. Aunque no es eficaz en todos los casos, en muchos casos concretos se ha podido medir un efecto positivo del ajo. Por ejemplo, en este estudio de 2012 de Karuppiah P, Rajaram S. que mostró como Allium sativum inhibía bacterias multi-resistantes.

 

Efecto antioxidante

Otra propiedad que se le atribuye al ajo es de ser un potente antioxidante. Es cierto que el tenor de Allium sativum en elementos antioxidantes es más elevado que en otras verduras. Pero hay que tomar en cuenta otro factor: las cantidades de ajo que se consumen son muy pequeñas, y por lo tanto, otras verduras acaban teniendo un mayor efecto antioxidante porque pese a una concentración menor, las cantidades ingeridas son mucho mayores.

 

Mejor crudo que cocido

Como la mayoría de las frutas y verduras, el ajo pierde un porcentaje de sus propiedades si se cocina. Por eso es recomendable consumirlo crudo, o añadirlo en el último momento en la preparación cocinada, para que la pérdida de propiedades sea la menor posible.

 

Inconvenientes del ajo

Después de listar esos beneficios, es justicia hablar de los puntos negativos del ajo. En primer lugar, como todo el mundo conoce tiene un sabor muy fuerte, que incluso puede provocar mal aliento. Aunque no se trata de un problema de salud, sí que puede representar alguna complicación para la vida social de una persona que consuma mucho ajo.

En segundo lugar, la contrapartida de su efecto anticoagulante es que un gran consumo de ajo es incompatible con la toma de medicamentos anticoagulantes (por riesgo de sangrado), y tampoco se recomienda un consumo importante antes de una cirugía.

Finalmente, como ya comentamos antes, consumir mucho ajo puede producir dolor de estómago y problemas digestivos.

 

Artículos relacionados

Alimentos funcionales y asterisco

¿Cuánto alcohol se puede beber al día?

Alimentos ricos en hierro

Anuncios

2 pensamientos en “Beneficios del ajo

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. lidia

    El ajo es de gran ayuda para el cáncer así como para otras enfermedades, claro que tampoco se debe de exagerar en su consumo ya que puede tener consecuencias y hoy en día considero que es necesario tomarlo en cuenta dentro de nuestra alimentación para mantenerse sanos.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s