Los beneficios de nadar

beneficios-de-nadar

Nadar tiene beneficios más allá del propósito de supervivencia mencionado por Sheldon Cooper en The Big Bang Theory: “Los cascos polares se están derritiendo Leonard, en poco tiempo saber nadar ya no será opcional”. 😉 Aunque pueda ser una actividad contraindicada para algunas personas, en general se considera como uno de los deportes más completos y beneficiosos, y por eso vamos a hablar de la natación en este artículo.

No tienes que soportar tu propio peso

La gran diferencia de la natación sobre prácticamente todos los otros deportes es que la densidad del agua contrarresta los efectos de la gravedad, liberándote de tener que cargar con tu propio peso. Además de una mayor sensación de libertad, la principal ventaja es que tus articulaciones descansan.

Un deporte muy completo

Para desplazarte en el agua, tienes que usar los músculos tanto de los miembros inferiores como de los superiores. En los diferentes movimientos de la natación haces trabajar prácticamente todos los músculos de tu cuerpo. Es una gran ventaja frente a deportes populares como correr o practicar bicicleta, que tienden a desarrollar mucho las piernas en detrimento de los brazos. Además, nadar tiende a reafirmar la figura en su conjunto.

Potencia la resistencia

Uno de los mayores beneficios de nadar es que se trata de un esfuerzo constante y regular durante un plazo de tiempo relativamente largo, es decir: un deporte de resistencia. Si lo practicas con regularidad mejorarás tu capacidad respiratoria a la vez que fortalecerás tu corazón.

Muy relajante

Tanto el ambiente (estar sumergido en agua) como el tipo de ejercicio (lento y regular, con una fuerte componente respiratoria) hacen que nadar sea una actividad muy relajante. Cuando estás un poco cansado, puedes pararte a un lado de la piscina y con un mínimo apoyo del brazo, tendrás el resto del cuerpo libre de moverse suavemente en el agua, una sensación muy agradable.

Algunos inconvenientes de la natación

Aunque los beneficios son mayoritarios, hay que reconocer que la natación tiene algunas cosas en contra. Por ejemplo, en invierno, por muy caliente que esté el agua, cuesta mucho motivarse a ir a la piscina si hace frío fuera. Otro pequeño inconveniente es que a algunas personas pudorosas les puede dar un poco de reparo que otras personas las vean en bañador. Más problemático es el tema del coste. Aunque suelen haber piscinas públicas, y aunque solo cueste 3€ una sesión, si quieres que sea tu deporte principal y practicarlo regularmente (dos veces a la semana), te acaba costando más de 300€ al año. También está el riesgo de contraer verrugas o pillar un virus (aunque hay formas de protegerse).

Por otro lado, hay que destacar que algunas personas pueden tener contraindicaciones para ir a nadar. Son casos muy concretos pero tenemos que mencionarlos si queremos hacer un artículo completo.

En primer lugar, las infecciones (angina, sinusitis, otitis, etc) son incompatibles con la natación, al igual que algunos problemas respiratorios.

Por otra parte, las personas que sufren de algunas dolencias relacionadas con la piel pueden tener cierta contraindicación para ir a nadar.

Otras, las que por su enfermedad tienen un riesgo de sufrir un desvanecimiento (por ejemplo los epilépticos o algunos diabéticos) deberían consultar con su médico para asegurarse primero puede practicar la natación sin riesgo.

En caso de lumbalgia, la natación está recomendada pero algunos movimientos están contraindicados. En general se recomienda nadar de espaldas y no practicar el estilo libre (crol).

Una reclamación

Para terminar el artículo, me gustaría pasar una queja. En verano, cuando abren las piscinas al aire libre, en muchos ayuntamientos se cierran las piscinas cubiertas. Entiendo que pueda haber un cierre (que debería ser relativamente corto) por tema de mantenimiento, pero no puedo concebir que se prive así a las personas que quieren nadar del lugar natural para ello. Las piscinas al aire libre tienen un claro propósito lúdico y es imposible ir allí con la idea de hacer largos. Es decir que los nadadores se quedan sin sitio durante varios meses.

Artículos relacionados

Música para correr

El casco obligatorio para la bici en ciudad es una medida contraproducente

Ejercicios para fortalecer la espalda

Anuncios

Un pensamiento en “Los beneficios de nadar

  1. Josep Maria

    Me parece muy interesante el artículo. Queria añadir que en mi caso otro inconveniente de nadar en piscinas es que soy alérgico al cloro.Lo arreglo con una pinza de nariz.
    Una pregunta , ¿ puede haver algún efecto nocivo del cloro sobre los empastes de los dientes?

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s