Consejos de sentido común para adelgazar

consejos-de-sentido-comun-para-adelgazar

No, no tengo la solución mágica para adelgazar, pero sospecho que todos los que pretenden tenerla te intentan engañar. O más bien sí que la tengo, y es muy sencilla: comer algo menos y hacer algo más de ejercicio. ¿Sorprendido? Es que perder peso no es complicado, pero sí requiere tiempo y constancia. Vamos, como casi todas las cosas de la vida.

1º- No te equivoques de motivación

En nuestra sociedad moderna, la imagen ha cogido una importancia muy importante, pero no deberías perder peso porque los criterios de belleza actuales pongan en un altar a las personas flacas (especialmente a las mujeres). Lo más importante es la salud y el bienestar. Tener sobrepeso u obesidad es un problema principalmente de salud, por todos los riesgos médicos asociados. También es un tema de bienestar personal, porque un exceso de peso impide sentirse en forma.

2º- No esperes milagros

En el artículo anterior del blog, te comentaba como todo lo bueno cuesta. Adelgazar y estar en buena salud es una de esas cosas que requieren un esfuerzo constante (asumible) y tiempo. No te creas nada de las dietas milagrosas porque son peligrosas para tu salud.

También es peligroso que quieras quemar etapas, poniendo a hacer mucho más ejercicio de lo que acostumbrabas o bajando drásticamente la ingesta de alimentos. Las cosas no funcionan así. Te arriesgarías a desfallecimientos (el cerebro necesita azúcar constantemente) o a quemar las proteínas de tus músculos (lo que te haría perder condición física).

Por lo tanto: piensa a largo plazo y corrige poco a poco tus prácticas.

3º- No te obsesiones

La idea es que cambies tus comportamientos a largo plazo y estés feliz. Si te impones demasiadas restricciones y te obsesionas demasiado, dejarás de disfrutar de la vida, y eso sería absurdo. No te conviertas en un talibán de la dieta. Controla lo que comes pero permítete saltarte las reglas de vez en cuando.

4º- Cambia la gaseosa por agua o zumos naturales

Para estar bien, hay que beber lo suficiente cada día. Si quieres saber cuanta agua hay que tomar al día puedes leer el artículo que hicimos hace poco sobre este tema. En teoría da igual la fuente de líquido (hay agua en la leche, las frutas y verduras, las bebidas, etc), pero en la práctica las gaseosas no son muy saludables. Suelen tener mucho azúcar, lo que si la consumimos de forma habitual no es muy recomendable, pero sobre todo complican la digestión, lo que no ayuda a bajar de peso.

Beber agua es lo más sencillo, pero también te puedes hacer zumos naturales. No añadas azúcar, la fruta ya lo tiene.

5º- Baja tu consumo de alcohol, o incluso, deja de beber

No solo el alcohol es malo para nuestra salud, sino que un consumo habitual tiende a aumentar el peso. Lo ideal si realmente quieres adelgazar es que dejarás de consumir bebidas etílicas. Sí, también la cerveza. Con esto no te quiero prohibir nada, tu decides, pero como las ventajas del alcohol son prácticamente nulas y los inconvenientes son muchos, sería mejor dejarlo en un consumo excepcional.

6º- Haz ejercicio

Muchas personas se obsesionan con lo que deberían comer y lo que no, cuando en muchos casos el problema principal es la falta de ejercicio. Si eres un lector asiduo ya sabrás que lo recomendable es hacer al menos media hora de deporte moderado cada día.

Si tienes sobrepeso, asegúrate de ir poco a poco. Lo recomendable sería que consultarás primero con tu médico. Por ejemplo, un error habitual es que una persona con un exceso de peso se ponga a correr, y acabe dañándose las rodillas porque nuestras articulaciones no están preparadas para desplazar tanto peso.

Si caminas un poco cada día y por el otro lado adaptas un poco tu comida, progresivamente irás perdiendo peso, lo que te permitirá aumentar la intensidad de tu actividad física sin demasiado peligro.

7º- Evita algunos alimentos

La bollería, las salsas, la grasa de la carne o del jamón son cosas que engordan. Progresivamente deberías reducir su consumo. De nuevo, insisto en no hacer cambios demasiado bruscos en tu alimentación, si quieres evitar inconvenientes digestivos y cortar de forma brusca la aportación en energía para tus órganos vitales.

Necesitamos azúcar, necesitamos grasa, pero en una proporciones adecuadas. El aporte nutricional debería ser aproximadamente un 55% hidratos de carbono, un 20% proteínas y un 25% de grasas, y además que la aportación total de energía sea similar al consumo energético.

Si consumes más calorías que las que gastas engordas, y si gastas más energía que la que repones adelgazas. Pero claro, como ya he repetido muchas veces en el artículo (quiero que quede claro), no es saludable adelgazar muy rápido porque significaría gastar mucha energía y reponer poco, con riesgos para tu salud. Si reduces un poco tu consumo de alimentos y aumenta un poco tu actividad física, adelgazarás poco a poco. No has engordado en un mes, tampoco pretendas adelgazar en un mes.

8º- Come fibra

Es recomendable comer alrededor de 25 gramos de fibra al día. Las fibras ayudan al tránsito intestinal, pero como siempre: moderación. Si aumentas bruscamente tu consumo puedes llegar a tener molestias como diarrea o estreñimiento.

9º- Come sano

Uno de los primeros artículos que escribí en el blog era sobre como comer sano. Léetelo y verás lo que puedes hacer para mejorar tu dieta y de paso adelgazar. En especial quiero recordarte la importancia de las frutas y verduras (por su fibra y sus vitaminas) y también que no deberías saltarte comidas, en particular el desayuno. ¿Te has preguntado porque esta comida se llama así? Pues simplemente porque viene inmediatamente después del mayor tiempo de ayuno que tenemos cada día, es decir cuando dormimos. Al levantarnos nuestras reservas están bajas, por lo que lo primero es comer algo.

10º- Mide tus progresos

No lo hagas cada día, ni incluso cada semana, pero cada mes podrías pesarte para ver como has bajado de peso. Es importante que dejes pasar tiempo para ver resultados y es importante que veas los resultados para seguir motivado. Procura siempre pesarte en las mismas condiciones (por ejemplo por la mañana antes de ducharte).

Artículos relacionados

5 blogs de nutrición y salud que merece la pena que leas

Los peligros de la dieta Dunkan

¿Cuál es tu peso ideal?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s