¿Es realmente peligroso el Bisfenol A?

peligros-bisfenol-a

Últimamente existe una preocupación creciente en la población respecto a un producto presente en muchos plásticos y llamado Bisfenol A (BPA). Hace unos meses, la Comisión Europa prohibió su uso en biberones en aplicación del principio de precaución, a pesar que desde las altas instancias científicas de la Unión Europa se hayan hecho varios estudios que niegan un riesgo para la salud en las cantidades que absorben normalmente los ciudadanos.

¿Qué es el BPA?

Según la Wikipedia, el Bisfenol A es un bloque monómero disfuncional contenido en muchos plásticos y aditivos plásticos. Se trata de un compuesto orgánico con dos grupos funcionales fenol.

Se usa en muchos plásticos alimentarios, como por ejemplo las botellas de plástico o el revestimiento interno de las latas de conserva, entre otros usos como algunos juguetes de plástico. La preocupación principal viene de la utilización alimentaria, ya que el contacto entre el plástico y la comida hace que se liberen algunas moléculas de BPA y sean absorbidas por el cuerpo.

Los riesgos para la salud

La principal preocupación del uso del Bisfenol A viene asociada con la posible interacción de esa sustancia con los sistemas hormonales del cuerpo humano (disruptores endocrinos). Algunas pruebas efectuadas en roedores han mostrado efectos hormonales negativos, pero esos estudios se han criticado por no ser transponibles a los humanos (los roedores tienen un sistema hormonal más sensible). Otros estudios muestran una correlación entre la presencia de BPA en la orina asociada al consumo de sopa en lata y una calidad del semen inferior a la media.

Sin embargo, desde los organismos públicos, como la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) y sobre todo, desde la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), se insiste en el mensaje de que varios estudios llevados a cabo por el organismo europeo no han encontrado motivos para rebajar la dosis diaria máxima recomendable de BPA (0,05 miligramo por kilogramo de peso corporal), además de afirmar que el consumo habitual del ciudadano europeo está muy por debajo de este umbral.

¿Se debería prohibir el uso alimentario del BPA?

Al igual que para la prohibición del uso del Bisfenol A para los biberones, se podría pensar en una interdicción completa de este producto para cualquier alimento, aplicando el principio de precaución y a pesar de que el organismo competente (la EFSA) no considere que haya riesgo. Pero en este caso creo que habría que analizar el producto que lo sustituya bajo dos ángulos: el riesgo para la salud (es evidente que no tendría sentido remplazar un producto cuyo peligro real no está totalmente claro por otro igual o más peligroso) y el coste económico. Esto último lo digo porque no es raro que algunas empresas hagan campañas para sustituir un producto por otro simplemente porque les compensa económicamente. Sin entrar en teorías de la conspiración, tampoco hay que ser demasiado ingenuo.

De momento, la EFSA ha demostrado tener un criterio bastante razonable y no ceder a los inventos de grandes multinacionales que procuraban vendernos sus productos alimentarios con supuestas ventajas para la salud (y lo siguen haciendo gracias a la estrategia del asterisco). En mi opinión de simple ciudadano, creo en el criterio de la agencia, y más cuando vuelve a poner a prueba su opinión anterior con cada nuevo dato científico que se le presenta.

Creo que es importante destacar que la mayoría de los elementos no son malos en sí. Todo depende de la cantidad ingerida. Incluso un exceso de agua es malo. Recuerdo cuando José Manuel López mencionó en una de sus conferencias el caso de un elemento supuestamente cancerígeno en la Coca Cola. Para que representase un peligro para la salud hubiera sido necesario beber 60.000 litros de gaseosa al día. No sé si con el BPA hay un peligro para la salud en caso de comer a menudo alimentos enlatados, pero de todos modos para comer sano es importante tener comida fresca y balanceada con regularidad, por lo que si la EFSA dice que en una situación normal no hay riesgo para la salud, me lo creo.
 

Artículos relacionados

Etiqueta nutricional de alimentos: lo que deberías saber

Beneficios del ajo

Alimentos funcionales y asterisco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s