¿Casarse o no?

casarse-o-no

El matrimonio es un tema que muchas veces se plantea en la relación de pareja. Se trata de una formalización de la relación respecto a la sociedad, que lleva una serie de ventajas e obligaciones, y se suele celebrar por todo lo alto, como uno de los mayores logros de la vida personal. Pero, ¿es preciso casarse o no?

El compromiso para toda la vida

En sus orígenes, el matrimonio era un enlace sagrado, que solo se podía romper por la muerte de uno de los contrayentes. Con la modernización de la sociedad y la introducción del divorcio, se reconoció en la ley el derecho a equivocarse, y la idea del compromiso para toda la vida perdió parte de su brillo.

Sin embargo, hoy en día, la mayoría de las personas que se casan lo hacen pensando que han encontrado a la persona adecuada para pasar el resto de sus días. Y no es malo pensar así, porque normalmente obliga a esforzarse mucho para que las cosas funcionen, y a no abandonar a la primera dificultad. En caso de diferencias imposibles de solucionar, siempre existe la salida del divorcio.

Todo eso para decir que si estás pensando en casarte, el principal motivo para hacerlo es porque quieres pasar el resto de tu vida con la otra persona porque la quieres tal como es ahora. No sirve casarse por obligación, ni por comodidad, ni pensando en poder cambiar a la otra persona y moldearla a lo que queremos que sea.

¿Un evento bonito?

Se supone que una boda es la celebración de un amor y de un compromiso. Por eso cuando dos personas se casan, se suele organizar una de las mayores fiestas de la que es capaz la humanidad. Pero casarse solo por tener este evento no es un motivo suficiente para el matrimonio. Es más, perfectamente se podría celebrar un evento similar sin casarse, o casarse sin organizar una fiesta de este tipo.

¿Ventajas fiscales?

Hoy en día, la ley tiende a equiparar todas las formas de unión y a darles las mismas ventajas que el matrimonio. Sin embargo, sigue habiendo algunas ventajas particulares en casarse. En mi opinión no un motivo relevante para dar el paso, pero todo cuenta.

¿El matrimonio como una cárcel?

Hay muchas personas que tienen un verdadero pánico al compromiso, y por eso evitarán casarse a cualquier precio. Son muy habituales los casos de parejas que han vivido muchos años juntos sin estar casadas, y cuando dan el paso se separan al poco tiempo. Normalmente se debe a que uno (o ambos) no soportan su nuevo estatuto y se sienten atrapados en una obligación.

Realmente, casarse es una decisión importante, y romper el matrimonio no es tarea fácil, especialmente cuando hay hijos de por medio, y más aun cuando no hay acuerdo entre las partes. Pero de allí a verlo como una obligación que coarta la libertad del individuo hay un trecho. Existe el derecho al error.

 

Artículos relacionados

Tener hijos: esa gran decisión de pareja

¿Qué es el enamoramiento?

Test de felicidad en pareja

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s