Beneficios de comer queso

beneficios-del-queso

Comer queso es uno de los grandes placeres gastronómicos, pero también tiene unos beneficios para la salud. Claro que no es un producto apto para las personas intolerantes a la lactosa, y que hay que consumir con moderación, porque suele tener una alta concentración en grasa. Aun así, es una inmejorable fuente de calcio y de ciertas vitaminas.

Aportación en calcio

El calcio es uno de los elementos fundamentales de nuestras dietas. Es lo que ayuda a reforzar nuestros huesos o nuestros dientes, y es un ingrediente especialmente importante para personas que sufren osteoporosis. Se absorbe gracias a la vitamina D.

El queso es uno de los alimentos que más concentración en calcio tiene. Si nos vamos al portal de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos nos encontramos que en 100 gramos de queso suizo hay 964 mg de calcio, cuando 100 gramos de yogur tiene 176 mg de calcio y 100 ml de leche aportan 77 mg de este elemento.

Las concentraciones en calcio varían según los quesos, por lo que te recomiendo que mires las etiquetas de los alimentos para hacerte una idea mejor, pero con este ejemplo ya vemos que 100 gramos de queso suizo cubren las necesidades en calcio de un hombre adulto.

Aportación en vitaminas

Los quesos suelen tener cantidades importantes de vitamina A, un antioxidante que también juega un papel importante en la visión, el crecimiento de los huesos, el aparato reproductivo, las funciones celulares y el sistema inmune. También tienen una cantidad significativa de vitamina B2, (riboflavina) que tiene un papel importante en el metabolismo.

Aportación en proteínas

El queso contiene proteínas animales, tan importantes a una alimentación equilibrada (a consumir de forma combinada con proteínas de origen vegetal). De nuevo, todo depende del tipo de queso que estés comiendo, por lo que hace falta referirse a las etiquetas nutricionales para tener claro la aportación exacta.

Cuidado con el exceso

Pero como decíamos en introducción, la mayoría de los quesos también pueden tener mucha grasa. Para comprobarlo, no basta que leas las etiquetas, porque la concentración suele ser calculada en seco. Por lo tanto, a concentración igual de grasa, el queso más líquido tendrá menos. Para dar un ejemplo, el queso fresco de cabra suele tener poca grasa, mientras un camembert tiene muchísima.

Por lo tanto, el consumo de queso debe ser moderado. A pesar de que te decía que con 100 gramos de queso suizo se cubren las necesidades en calcio de un hombre adulto, no vayas a pensar que te vale con comer solo queso. Como siempre, el secreto de una buena salud está en la variedad de las fuentes de alimentación.

 

Artículos relacionados

Los beneficios de comer pescado

¿Es realmente peligroso el Bisfenol A?

Etiqueta nutricional de alimentos: lo que deberías saber

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s