Consejos de alimentación para el invierno

consejos alimentacion inviernoEn el momento de la redacción de este artículo estamos en la época más fría del año. Incluso viviendo en España, un país donde muchas zonas tienen un clima muy suave durante la temporada invernal, no está de más recordar algunos consejos de alimentación para el invierno.

No es necesario comer más

En invierno, la sensación de frío puede llevar a pensar que hace falta comer más. Sin embargo, en realidad pasamos la mayoría de nuestro tiempo en sitios aclimatados y con una buena temperatura. Además, si hace mal tiempo solemos tener actitudes más sedentarias, y por lo tanto gastar menos energía. Todo es hace que no es necesario comer más en invierno que en verano.

Importante hidratarse bien

Cuando hace calor fuera, tendemos a tener más el reflejo de beber para hidratarnos correctamente (recuerda que ya respondimos a la pregunta de cuánta agua hay que beber al día). En invierno este reflejo es menos habitual, y además muchos sistemas de calefacción resecan el aire, por lo que se hace más necesario hidratarse correctamente.

El alcohol no es una solución

Muchas personas creen que el alcohol es una buena opción para luchar contra el frío, pero en realidad es todo lo contrario. El alcohol solo produce una sensación de calor, pero en realidad aumenta la vasodilatación y la pérdida de calor. Algunos estudios dicen que se pierde medio grado de calor corporal por cada 50 gramos de alcohol ingerido. Si tomar bebidas alcohólicas no es muy aconsejado, hacerlo en invierno es aún menos recomendable.

Frutas y verduras de temporada…

En invierno la sección de frutas y verduras del supermercado parece un poco triste, sobre todo si la comparamos con el verano. Pero naranjas, manzanas y peras siguen siendo disponibles. Y muchas de las verduras se encuentran muy fácilmente. Las verduras de la familia de los coles, que contienen mucha vitamina C, son una buena opción para ayudar a protegernos de las infecciones, al igual que la naranja dentro de las frutas (pero también la mandarina o el pomelo).

…y también verduras congeladas

Es importante destacar que las verduras congeladas, especialmente si se han congelado inmediatamente después de la recogida, conservan todas las propiedades y por lo tanto se pueden consumir durante todo el invierno. Por lo tanto no hay excusa para seguir comiendo de forma equilibrada, incluso cuando no hay mucha variedad en la zona de verduras frescas.

Hay que moverse

Este es un artículo sobre alimentación, pero como antes citábamos que en invierno el mal tiempo nos convierte en sedentarios, merece la pena recordar que las buenas costumbres de actividad del resto del año no se deben perder en invierno. La alimentación sana siempre tiene que ir acompañada de actividad física.

Artículos relacionados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s