Como sobrellevar una ruptura

rupturaA veces simplemente las cosas no salen como previsto, y tienes que enfrentarte con una ruptura. El dolor y el periodo de sufrimiento son muy variables según las personas, la intensidad de la relación, la duración de la misma. También influye mucho el hecho de que la decisión de separarse fuera tuya, mutua o solo de tu pareja. En este último caso suele haber una sensación de abandono que amplifica la pérdida.

La crisis de identidad

Una separación afecta la percepción que tenemos de nosotros mismos. Y cuanto más seria era la relación con la otra persona, mayor es la crisis de identidad. Hay un periodo de duelo inevitable, con sensación de abandono, miedo hacia el futuro… Es un proceso por el que hay que pasar, que nos lleva del “nosotros” al “yo”. Y no se puede cambiar el chip de un día a otro, porque aunque no nos hayamos dado cuenta, la otra persona era presente en muchas de nuestras costumbres y planes de futuro, en mayor o menor medida. Solo con el tiempo se puede ir redireccionando nuestras vidas hacia un modo “soltero”.

No hay soluciones milagrosas para evitar cualquier dolor o hacer que nos olvidemos del otro inmediatamente. Pero sí que hay cosas que se pueden hacer para que el proceso sea menos doloroso y más rápido. He listado algunas a continuación.

Cuídate

La tristeza o el desamparo no pueden ser excusas para abandonarse. Si uno de los aspectos de tu vida no está pasando por un buen momento, en este caso el amor, sería un error descuidar otros pilares fundamentales, en especial el tema de la salud. Por eso, tanto si estabas cuidándote como si no, en el momento de una ruptura tienes que hacerlo.

¿A qué me refiero por cuidarte? Pues a lo que voy escribiendo en este blog desde hace años: comer sano y hacer ejercicio. El bienestar físico de una dieta equilibrada sumada al ejercicio es una forma de sentirte mejor también al nivel psicológico. Además, el deporte genera endorfinas, que te hacen sentir bien. Y cansa, por lo que duermes mejor por la noche, y no te quedas horas pensando en qué podría haber pasado o por qué te pasó eso justamente a ti.

Ocúpate

El tiempo libre puede ser peligroso durante una ruptura, porque puedes estar demasiado tiempo rumiando pensamientos negativos. ¡Ojo! No estoy diciendo que tengas que anular cualquier pensamiento y ocuparte a toda costa. Necesitas también reflexionar, definir tus objetivos, y reconstruir tu vida. Pero también necesitas distraerte, y para ello lo mejor es estar ocupado. Intenta buscar un equilibrio entre trabajo, diversión, deporte, y otras actividades. Tampoco se trata de convertirse en adicto al trabajo o al deporte para compensar. El objetivo es solo desconectar.

superar rupturaHaz cosas que te gustan

Otro consejo importante es que disfrutes de las pequeñas y grandes cosas de la vida. Por desgracia, nadie puede evitar algunas tareas o actividades que no le gustan, pero sí que puedes elegir hacer muchas que si te agradan. Todos tenemos nuestras pasiones y nuestros gustos. ¿Te gusta viajar? ¿Comer bien? ¿Los Conciertos? Da igual lo que te guste: hazlo y date unos caprichitos. ¿Recuerdas aquellas cosas que te gustan pero que no hacías porque a tu pareja no le agradaban? Ya no tienes motivo para dejar de hacerlas.

Socializa

Una separación es una oportunidad para abrirse al mundo y conocer a nuevas personas. Y no me refiero a parejas potenciales, sino simplemente a conectar con la gente, y enriquecerse con el intercambio de ideas y experiencias. Haz nuevas amistades, o retoma relaciones que habías dejado enfriarse porque te habías centrado en tu pareja.

Además, aprovecha que tienes personas cercanas que te quieren y se preocupan por ti para estar con ellos y disfrutar de su compañía. También puedes hablar con ellos de lo que te pasa y lo que sientes, siempre que sepas mantener la medida. Nadie quiere escuchar a otra persona quejarse y lamentarse siempre sobre los mismos temas. No te guardes las cosas. Habla. Verás como lo que te pasa le ha sucedido a muchas más personas, y algunas quizás te puedan dar buenos consejos. Pero lo más importante es que puedas soltar el peso que llevas contándolo a una oreja amiga.

Piensa en tus logros

El último consejo que quiero compartir contigo es que de vez en cuando pienses en todo lo que has logrado en tu vida. Esto es un ejercicio especialmente dedicado a destrozar el pensamiento victimista y derrotista. Las cosas quizás no hayan salido bien esta vez, pero en muchas más ocasiones triunfaste y volverás a hacerlo. No te ciegues.

El tiempo lo cura todo

Quizás sea la frase más escuchada cuando pasas por una decepción amorosa. Pero suele ser cierta. Si eres activo y retomas tu vida, decidiendo cuáles son tus prioridades y objetivos, cuidándote, socializando, teniendo nuevas experiencias, poco a poco tu personalidad se redefinirá, a la vez que crearás nuevos recuerdos positivos. La ruptura, la sensación de pérdida, irán perdiendo intensidad, hasta que un día te des cuenta de que lo que ocurrió te permitió ser la persona que eres y avanzar en tu camino. Quizás en este momento conozcas a alguien, quizás no vuelvas a tener pareja, no importará, porque estarás feliz como estés.

Artículos relacionados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s