¿Tienes tendencia a la hipocondría? Recuerda esa frase.

medicoA muchas personas les preocupa su salud, de una forma un poco excesiva, ya que en lugar de encargarse de tener una mejor higiene de vida, con una buena alimentación y actividad física, se ponen a imaginarse lo peor cada vez que notan algo diferente en su cuerpo. Una mancha, un dolor, una sensación, o cualquier síntoma son suficientes para disparar la alarma. Como esas preocupaciones pueden ocurrirnos a todos en algún u otro momento, creo que es buen momento para hablar de una frase.

Eso también pasará

No sé si conoces el cuento del anillo del rey, y la gran frase de sabiduría que es el centro del relato: eso también pasará. La moraleja de la fábula es que cuando te pasan cosas malas o buenas, tienes que tener la perspectiva para darte cuenta que nada es permanente. Más allá de esta lección, a mí la frase me parece una excelente herramienta para luchar contra la hipocondría.

Si te ocurre algo, o piensas que te está ocurriendo algo, y sabes que tienes tendencia a preocuparte mucho para después darte cuenta que no era nada grave, entonces te aconsejo que intentes olvidarte de lo que sea que te esté ocurriendo, y que recuerdes que “eso también pasará”. Deja que pasen unos días, una semana. Probablemente a los dos días ya te habrás dado cuenta de que no era nada.

Si no funciona el truco, al menos tienes que resistir la tentación de buscar información por Internet. Ya lo comentamos hace tiempo en el blog, si no eres médico, no tienes la información suficiente para entender correctamente la información, y lo único que va a pasar es que te fijes en las peores posibilidades asociadas a tus síntomas, sin tener el criterio para saber si tus temores tienen algo de fundamento (la mayoría de las veces no lo tendrán).

Por eso, si no puedes aguantar, tu única opción es ir al médico, y contarle tu preocupación. Ya se encargará él de decirte lo que tienes.

hipocondriaOtros consejos

Si de vez en cuando sientes una preocupación excesiva para tu salud, lo que te aconsejo es que tomes conciencia de ese hecho. Intenta separar tu sensación (miedo, ansiedad) del análisis de la situación. Eso no te quitará la preocupación, pero te permitirá darte cuenta que una cosa es la gravedad de lo que puedes tener (el riesgo) y otra muy diferente es tu percepción de la misma (el miedo). Tu salud es la que es, independientemente de tu preocupación. Cuando te focalizas en algo, lo único que cambia es la conciencia que tienes sobre el asunto.

Insisto sobre esto porque si haces este ejercicio de reflexión, serás más consciente de los episodios de preocupación, y la siguiente vez que te pase podrás recordar que antes también tuviste miedo y no pasó nada. Eso de ayudará a superar el miedo.

Eso sí, a una persona con hipocondría también se puede enfermar, y de vez en cuando su preocupación estará fundada. De allí que en un momento dado sea recomendable acudir al médico a confirmar el diagnóstico.

Artículos relacionados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s