Elegir un gimnasio es fácil si sigues esos consejos

Hay muchos momentos del año en los cuales las personas se plantean apuntarse al gimnasio para ponerse en forma, pero la pregunta entonces es como elegir bien el establecimiento. Vamos a ver algunos de los criterios más importantes para que no te equivoques en tu elección, siendo el más importante que no te apuntes para luego no ir o dejarlo al poco tiempo.

Tienes que ponerte muy fácil ir al gimnasio

Al principio, cuando te apuntas, puedes tener mucha motivación para ir a hacer deporte de forma regular, pero ya sabes, luego las cosas de la vida se interponen. Tienes cosas familiares o de trabajo que tienes que resolver, y tu ilusión inicial puede rápidamente agotarse. Pero el objetivo de hacer deporte regularmente es muy buena idea, así que sigue esas recomendaciones:

  • Elige un gimnasio cerca de tu casa o de tu trabajo. Lo importante es que vayas, y por cada distancia adicional que tengas que recorrer para ir al gimnasio, más excusas tendrás luego para no ir.
  • Opta por un servicio acorde con tu presupuesto. Si eliges un gimnasio donde la cuota mensual es muy alta, tendrás tentaciones de dejarlo para recortar gastos.
  • El ambiente es muy importante. Tienes que sentirte a gusto en el gimnasio que elijas. Si te parece muy pequeño, o muy concurrido, o hay cualquier otra cosa que provoque que no te sientes totalmente a gusto, entonces deberías mirar otras opciones. Porque si no estás a gusto, pronto te irás.

Casi siempre puedes probar

En la inmensa mayoría de los establecimientos, existe la posibilidad de venir a probar el gimnasio una vez antes de decidirse a apuntarse. Y en muchos gimnasios, los inscritos pueden llevar a amigos gratis de vez en cuando. Aprovecha esa oportunidad y ve a probar sin compromiso. Podrás comparar varios centros y optar por el que más te guste.

Otros criterios muy importantes a la hora de elegir el gimnasio

  • El horario. Idealmente, deberías poder ir prácticamente a cualquier hora, sea temprano por la mañana o ya avanzada la noche. Depende de tu disponibilidad, pero si trabajas o estudias, querrás tener un poco de margen.
  • Clases y equipos. Lo ideal es un gimnasio con un amplio abanico de equipos de buena calidad, y que ofrezca también toda variedad de clases. De esa manera, podrás variar el entrenamiento, y descubrir lo que más te motiva y gusta.
  • Limpieza y ambiente. Evidentemente, quieres ir a un sitio donde la higiene es máxima, y donde las personas te tratan de la forma más simpática posible, además de otros aspectos de ambiente como la decoración o la música.
  • El coste. Antes te comentaba que deberías optar por un precio acorde con tus medios. Pero tampoco merece la pena apuntarse a un gimnasio muy barato. Primero porque puede que esté muy abarrotado, y después porque si es muy barato, hasta te puede dar igual no ir.
  • La permanencia. Personalmente, no me gustan las permanencias ni en telefonía ni en ningún otro tipo de contrato. En el caso del gimnasio, creo que es mejor tener la opción de poder salir. Pagar para no ir no tiene sentido.

Artículos relacionados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s