Fíjate un objetivo realista para adelgazar

Uno de los grandes problemas que tienen las personas que quieren adelgazar es que se ponen mucha presión queriendo lograr objetivos muy ambiciosos. Pero como para cumplir con sus objetivos hace falta un esfuerzo grande y constante, es habitual desmotivarse. De allí que esas personas se sientan culpables, crean que no lo pueden lograr, y entren en un círculo vicioso. ¡Descuida! No pasa nada, puedes adelgazar, simplemente hay que relajarse y tomárselo con más calma.

No vas a perder 20 kilos en 2 meses

Olvídate de las dietas milagrosas. Si tienes un exceso de peso, no lo has acumulado en poco tiempo. Tampoco pretendas perderlo muy rápido. Ya sé que es muy tentador querer adelgazar mucho y muy rápido. Más de uno se ha hecho rico gracias a esa necesidad. Pero no es bueno para ti por al menos tres motivos:

  • Muchos estudios han demostrado que cuando una persona pierde rápidamente peso con una dieta milagrosa, lo suele recuperar muy rápido, y a menudo acaba teniendo más peso que antes.
  • Esas dietas drásticas son nefastas para la salud, porque privan a las personas de algunos de los nutrientes básicos necesarios para nuestro organismo.
  • Muchas veces, esas dietas exigen un esfuerzo muy grande, con grandes privaciones y bastante ejercicio físico, por lo que muchas personas se desmotivan y abandonan a mitad de camino.

Así, que hazme caso, no te creas a aquellas personas que te prometen grandes pérdidas de peso en poco tiempo, y menos si te dicen que serán sin esfuerzo ni sacrificio. No olvides un gran consejo de vida: “si algo es demasiado bueno para ser cierto, probablemente no sea cierto”.

Ponte un objetivo realista

Al principio, puedes ponerte un objetivo muy alcanzable. Como por ejemplo perder 5 kilos en tres meses. Es un ejemplo, puedes decidir la meta que te parezca más adecuada. Algo que signifique una diferencia con tu situación actual, pero sin ser demasiado complicado de lograr.

¿La ventaja? Es que es casi seguro que lo logres. Tan solo tienes que cuidar un poquito tu alimentación, evitando las cosas muy malas, y en paralelo aumentar un poquito tu actividad física. Por ejemplo, si no lo estás haciendo, deberías hacer al menos 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada (como caminar rápido), unas 5 veces a la semana. Al lograr tu objetivo, te darás cuenta que puedes adelgazar, y eso te motivará a seguir.

No te obsesiones, tan solo modifiques un poco tus hábitos. Recuerda que esos cambios los haces de forma duradera. No es un sprint. Te tienes que ir acostumbrando poco a poco, y por eso es mejor un cambio gradual que uno drástico.

Ya verás que si te activas más y cuidas un poquito mejor tu alimentación, vas a bajar de peso. No te voy a mentir, a la larga, cambiar de hábitos alimentarios es lo que más impacta cuanto podrás adelgazar. Pero, de nuevo, si quieres cambiar de forma duradera, tiene que ser un cambio gradual. Si te privas de repente de muchas cosas, será difícil que aguantes.

Consulta con tu médico

Todo lo que te estoy contando va dirigido a personas que tienen un poco de sobrepeso. Si tienes un sobrepeso mayor, o sufres de obesidad, entonces lo aconsejable es que no leas tantos consejos en blogs como este mismo y que vayas a preguntar a tu médico de familia lo que deberías hacer. Y aunque tu sobrepeso no sea muy grande, siempre viene bien tener una opinión médica.

Artículos relacionados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s