Comer más a menudo para adelgazar

Puede parecer un poco contradictorio, pero una de las soluciones más efectivas para perder peso o mantener la línea es comer más a menudo, en pequeñas proporciones, evidentemente. Vamos a ver en este corto artículo por qué es buena idea multiplicar los snacks durante el día en lugar de limitarte a unas pocas comidas.

Evitar el hambre

El hambre la señal biológica que nos avisa de que necesitamos comer. Se manifiesta de diversas maneras, pero la más obvia y habitual son unos movimientos de nuestro estómago, recordándonos que está vació y necesita alimento. También podemos tener fatiga, falta de energía, irritabilidad, y otros síntomas poco agradables.

  • El primer problema con el hambre es que es una señal muy potente que por su urgencia se adelanta al resto de nuestras prioridades. Dejamos de razonar fríamente, y nos precipitamos. Si estamos con hambre en un supermercado, vamos a comprar cualquier producto ya preparado, normalmente poco sano, para poder satisfacer nuestro estómago nada más llegar en casa. Y si ya estamos en nuestro hogar, vamos a preparar cualquier cosa rápida, con tal de dejar de tener hambre.
  • El segundo problema provocado por el hambre es que comemos rápido y sin control. Como los efectos del hambre tardan en desaparecer (el proceso digestivo no es instantáneo), tendemos a comer sin parar hasta llegar a la sensación de estar saciados. Pero eso a menudo significa ingerir mucho más de lo necesario. Para una buena alimentación, se suele recomendar comer despacio, pero eso ¡cuéntaselo al hambre!

Repartir la comida durante el día

Para evitar el hambre y los atracones, lo más razonable es repartir la comida durante el día, normalmente en unas 5 tomas: el desayuno, un snack a media mañana, la comida, un snack para la merienda y la cena.

Pero claro, hay que hacerlo con cabeza. No vale comerse unas chocolatinas para matar el hambre a media tarde. La idea es tener un desayuno completo pero no excesivo, y lo mismo con la comida y la cena. Los otros dos snacks tienen que ser algo pequeño, y si posible sano, como una fruta, algo de verdura, un sándwich ligero, etc.

Tampoco se trata de ir comiendo todo el día. Comer a todas horas tendría como riesgo tener un descontrol total de las cantidades ingeridas y por lo tanto un riesgo de alimentarse mal y con demasiadas calorías. Por eso hablamos de 5 tomas al día.

No es solo para adelgazar

Comer más repartido durante el día ayuda a perder peso, o no engordar, pero también tiene otras ventajas importantes:

  • Al evitar el atracón, también se evitan las sensaciones típicas de después de una comida excesiva, como pesadez de estómago o somnolencia.
  • Ingerir alimentos de forma más regular también limita el riesgo de tener hipoglucemia y mareos, algo que puede llegar a ser peligroso en caso de practicar deporte o de estar conduciendo, por citar un ejemplo.

No te olvides la hidratación

Ya que vas a ir comiendo más repartido durante el día, no te olvides de beber agua varias veces durante la jornada, y más cuando hace calor. Los adultos no sienten tanto la necesidad de beber, así que si no tienes sed, oblígate a hidratarte un poco.

Artículos relacionados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s