3 beneficios de compartir experiencias con la pareja

compartir con la parejaUna de las mayores enemigas de la felicidad en pareja es la rutina. Hoy, voy a hablarte de algunas actividades de pareja que rompen la monotonía. Mi propósito es explicarte las ventajas de compartir esas experiencias con tu pareja, más allá de aportar un poco de originalidad y novedad a vuestra vida juntos. He preparado 3 propuestas, con sus respectivos beneficios.

Viajar juntos para conocerse mejor

Irse de viaje en pareja es una de las mejores experiencias para realmente saber cómo compagináis. Y es uno de los grandes consejos que se le da a las parejas antes de irse a vivir juntos. Viajar obliga a salir de la zona de confort, a tomar decisiones, a buscar acuerdos. Permite ver si tenéis las mismas prioridades. Ayuda a entender mejor el carácter de cada uno.

Porque cuando solo se queda de vez en cuando, para citas o escapadas románticas, inconscientemente, se muestra lo mejor de uno. Durante un viaje, la personalidad real aflora. Es una gran oportunidad para conocerse mejor el uno al otro, y aprender a aceptar que la otra persona no es tan perfecta como creíamos.

“Jugar” para reforzar la intimidad

En la mayoría de los casos, el sexo es la única actividad que es totalmente exclusiva en la pareja. Es una experiencia íntima y muy personal. Pero, tras la pasión inicial y la fase de enamoramiento, a veces se convierte en algo más mecánico. De allí que sea una muy buena idea innovar y aprender a “jugar”. Todo el mundo tiene fantasías, y una pareja debería atreverse a explorarlas, siempre que sean compartidas por los dos. Una opción es hacer juegos de rol (imaginación al poder), otra es comprar un kit erótico para disparar la libido, o probar nuevos escenarios…

Todas esas experiencias son muy positivas, porque refuerzan la parte íntima de la relación de pareja. Como he dicho antes, la intimidad es algo exclusivo. Es lo que más nos acerca a la otra persona. Y explorar nuevos juegos ayuda a conocernos más desde esta perspectiva. ¿Quieres insinuar algo a tu pareja y no sabes cómo hacerlo?  ¿Por qué no empiezas con una experiencia sencilla y no comprometida? Por ejemplo, puedes mirar con ella las páginas de una tienda erótica online, simplemente para curiosear, comentar y quizás intercambiar más de una mirada cómplice. Y luego ya se verá.

Hacer deportes juntos: salud y mentalidad de equipo

La tercera actividad en pareja que quería compartir contigo es el deporte. Y quizás más concretamente un deporte de equipo. Porque está bien ir a correr juntos, pero me parece que se obtiene más beneficios al practicar un deporte con el objetivo de ganar como equipo. Tienes muchas opciones. Por ejemplo, el pádel, que es un ejercicio que conviene bastante a las parejas. Por una parte, ambos haréis ejercicio, con el beneficio para la salud que supone, pero sobre todo estaréis compartiendo un objetivo. Luchareis juntos para ganar, y haciendo equipo. Por supuesto, la idea es divertirse, entenderse, y ser consciente de las limitaciones de cada uno. Pero con ese objetivo común de hacerlo mejor.

Me parece una aportación muy positiva para la pareja. Refuerza esa mentalidad de equipo, y ayuda a superar otros obstáculos en la vida real.

 

¿Lo ves?  Compartir con la pareja tiene muchas ventajas. Podría haber citado muchas más actividades, pero os dejo que las descubráis juntos.

Artículos relacionados

¡Vivir es compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *