La prueba del ganador de la lotería

¿Quieres saber lo que realmente importa en tu vida? Hoy te propongo una forma muy sencilla de averiguarlo. Lo he llamado la prueba del ganador de la lotería, y tiene mucho que ver con tus sueños y aspiraciones. A título personal, creo que los juegos de azar, y especialmente la lotería, son un desperdicio de dinero (la llamo el impuesto sobre los sueños) pero para el ejercicio que vamos a hacer tiene su interés.

Compra un billete de lotería

Una aclaración, pienso que cada euro gastado en apuestas o lotería es un euro malgastado. Pero, no se trata de lo que opine sobre esos sorteos, sino de una prueba psicológica. Entonces, te invito a comprar un billete, y no para cualquier sorteo, sino para uno cuyo premio gordo te cambiaría totalmente la vida. El gordo de Navidad no sé si entra en esa categoría. Depende de tu nivel de vida y de la edad que tengas, pero para una persona mileurista, esos 400.000€ por décimo representan 28 años de sueldo, así que tampoco es despreciable. Pero mejor elige una lotería donde puedes ganar un millón de euros, que invertidos al 4% te darían unos ingresos anuales de 40.000€ sin tener que gastar el capital.

¿Qué harías si te tocará la lotería?

Ahora viene la pregunta. No es nada nueva. Te lo has hecho cada vez que has comprado un billete para cualquier sorteo, y te la han hecho también tus familiares, amigos y compañeros de trabajo cuando hablabais de la lotería. ¿Qué harás si te toca? Hoy te pido que te concentres especialmente en ello. Si te he pedido que compraras un billete antes, es para que de verdad te lo creas. Sin billete en la mano, el ejercicio sigue siendo válido, pero pierde fuerza, porque no tienes esta vocecita que te dice “¿y sí me tocara de verdad?” De hecho esa voz interior, que no responde a ningún tipo de racionalismos y pasa de estadísticas, es la que motiva a la gente a seguir comprando lotería a pesar de que la probabilidad de ganar sea ínfima: 1 de 100.000 para el gordo de Navidad, 1 de más de cien millones para el Euromillón.

Creételo. Puedes ganar. Imagina que pronto tendrás un millón de euros en tu cuenta bancaria. ¿Qué harás con él? ¿Te pagarás un viaje alrededor del mundo? ¿Te comprarás una casa nueva? ¿Dejarás de trabajar? ¿Te despedirás del impresentable de tu jefe? Piensa en ello. Piensa bien y tómate unos instantes antes de seguir la lectura.

De verdad, espera antes de seguir leyendo

En realidad, creo que sabes perfectamente lo que vas a leer, lo que te quiero comentar. Sabes que te voy a decir que los sueños que tienes cuando te imaginas ganador de la lotería son una versión magnificada de tus aspiraciones vitales. En otras palabras, el dinero de la lotería te aportaría la felicidad porque te permitiría cumplir tus sueños. Pero sabes que no es así. Las personas más ricas no son más felices que las demás. Tienen menos preocupaciones de dinero, seguro, pero aun así siguen con muchas preocupaciones. Además, cuando tienes más dinero, tu nivel de vida se adapta, y lo que antes te parecía mucho, ya no lo parece tanto.

No estoy diciendo que el dinero no aporta la felicidad. Lo que quiero que sepas es que cumplir tus sueños no depende de que aparezca mágicamente un montón de dinero. Es más, eso no va a suceder. No vas a ser tú el suertudo a quien le tocan los 100 millones de euros, por mucho que juegues varias vidas cada semana a Euromillón.

Tus sueños dependen de ti, de tu valentía, de tus decisiones. ¿Si ganaras la lotería, te despedirías del impresentable de tu jefe que te tiene agobiado? Hazlo aunque no ganes. Prepárate, busca otras oportunidades de trabajo, haz que te contraten en otra parte, y vete. Lo puedes hacer. Tu bienestar lo vale.

¿Darías la vuelta al mundo? Quizás no lo puedas hacer con el dinero y el tiempo limitados que tienes, pero puedes viajar. ¿Dejarías de trabajar? ¿Por qué no empiezas a tener más tiempo para ti? Quizás necesites un cambio de trabajo, o dejar de preocuparte tanto por las cosas relacionadas con tu actividad profesional.

Lo que quiero decir es que puedes hacer mucho para perseguir tus sueños. No hace falta que ganes la lotería. Puedes conseguir acercarte lo más posible a tus aspiraciones. No te busques excusas.

Lo ves, es una prueba sencilla. ¿Has descubierto algo? Puedes comentar tu experiencia en la sección de comentarios (moderados).

Artículos relacionados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.