Algunas actividades placenteras que no tienen que ver con el sexo

actividades placenteras que no tienen que ver con el sexoSi se preguntara a la gente qué actividad consideran más placentera, es muy probable que respondiesen el sexo. Pero también listarían otras cosas como escuchar música, practicar deporte, recibir un masaje, disfrutar de un buen plato, y muchas otras. Como el placer tiene mucho que ver con el bienestar, he pensado que podría ser una buena idea listar algunas actividades placenteras, que puedes ejercer individualmente o en grupo. Pero como el sexo es algo bastante obvio, esta vez no hablaré de ello.

Actividades placenteras que puedes hacer cuando estás solo

Esas actividades también las puedes hacer cuando te aburres, así que este artículo tiene más de un uso:

Ir a nadar

El contacto del agua con el cuerpo y la sensación de flotar pueden ser muy relajantes y placenteros al mismo tiempo. Además, la natación es un deporte, por lo que estarás haciendo ejercicio, lo que suele aportar endorfinas.

Tomarte una ducha, o un baño

Si no quieres irte a la piscina pero te apetece aprovechar el contacto con el agua, tienes opciones interesantes en casa. Una ducha, a la temperatura que más te guste, puede aportar un placer inmediato. Y, como no, llenar la bañera para quedarte un tiempo relajándote es también una opción excelente.

Leer un libro o ver una película que te gustan

Una forma muy buena de desconectar y disfrutar del poder de la imaginación es coger un buen libro y meterte en una historia apasionante. Algo similar puedes hacer viendo una película o una serie que te guste mucho. Sin duda son de las actividades placenteras más clásicas.

Concentrarte en tu sentidos

Sin entrar en el concepto del mindfulness, una actividad que a muchas personas les resulta placentera es someterse a estímulos externos y olvidar sus pensamientos. Eso se puede lograr de una manera tan sencilla como salir a la calle y centrarte en tus sentidos. El aire que golpea tu cara. El sol sobre tu piel, los colores del cielo o de los árboles. Los detalles de los edificios, la gente que pasa por allí…

Escuchar tus canciones favoritas

El poder de la música para cambiar nuestro estado de ánimo es muy interesante. Al igual que cuando estamos tristes solo queremos escuchar canciones melancólicas, puedes conseguir placer y felicidad escogiendo tus pistas favoritas. Y, por supuesto, puedes cantar al ritmo de la música, y bailar también.

Hacer un rompecabezas

Otra de las actividades placenteras que puedes hacer en solitario es resolver un rompecabezas. Los hay de todos los tipos. Suele ser una actividad que requiere cierto nivel de concentración. El placer procede de ir logrando la solución poco a poco.

Jugar a un videojuego

Es una actividad interactiva muy interesante. En lugar de ver una película como mero espectador, puedes tomar decisiones y conseguir logros. Hay muchas clases de videojuegos y seguro que algunos te parecerán actividades más placenteras que otros. Pero, si encuentras el género adecuado, lo pasarás muy bien.

Investigar un tema que te parece curioso

Aprender es una actividad fascinante y muy placentera, al menos para un gran número de personas. Y no importa el tema. No hace falta que sea algo académico. Basta que investigues sobre algo que te parece curioso para lograr la satisfacción de saber más.

Ponerte la ropa que más te gusta

Hay quien disfruta yendo de tiendas y probándose diferentes modelos. De hecho, lo podría haber incluido en la lista. Pero no hace falta ir al centro comercial. Simplemente, si te pones la ropa que más te gusta, que suele ser la que mejor te queda, y sentirás placer. Y cuando te veas en el espejo, todavía más.

Cocinar tu plato favorito

Si te gusta preparar platos, disfrutarás dos veces: cuando lo prepares y cuando lo pruebes. Y, si la cocina no es algo que te llame mucho la atención, es posible que igualmente disfrutes de la preparación, en anticipación del placer que tendrás al comer tu plato favorito cuando esté listo.

Alternativamente, puedes comer algo que te gusta y que no has probado en mucho tiempo.

Ponerte a dibujar

No hace falta que seas un artista. También te puede valer con hacer garabatos. Lo cierto es que muchas actividades artísticas son muy placenteras, incluso para quienes no tienen un talento muy destacado. Se disfruta siendo creativo.

Actividades que puedes compartir con los amigos

Después de haber detallado las actividades placenteras que se pueden hacer en solitario, toca mencionar algunas de las posibilidades que involucran a amigos y familiares.

  • Ir a tomarte un café o una cerveza.
  • Ir a dar un paseo con alguien.
  • Volver a contactar a alguien que has perdido de vista.
  • Jugar a algún juego de mesa.
  • Hacer deporte en grupo.
  • Inventarse una competición.
  • Iros de escapada.
  • Conversar sobre temas interesantes.

Actividades que puedes compartir con tu pareja

  • Haceros masajes.
  • Montar una cena romántica.
  • Hablar de un tema del que nunca hablasteis.
  • Ver una película juntos.
  • Visitar un nuevo lugar.
  • Hablar de vuestros mejores recuerdos.
  • Ir a bailar juntos.

Descubre lo que te gusta

Cada persona percibe el placer de una forma diferente. A uno le puede gustar el baile, a otro no. Lo mismo pasa con la lectura, el deporte, los viajes, la gastronomía. Lo importante es ir identificando aquellas actividades que te dan placer.

Y para eso, lo mejor es experimentar. No sirve de nada cerrarse. Muchas cosas puede que no nos apetezcan al principio, pero quizás nuestros prejuicios estén equivocados. Si no las probamos, no sabremos si nos podrían gustar. Así que ya sabes, ve probando pequeñas y grandes experiencias, y recuerda las que te dan placer. De esa manera, podrás conseguir actividades placenteras sin aburrirte de hacer siempre lo mismo.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *