Como el coaching para empresas puede ayudar a desarrollar la inteligencia emocional

coaching para empresasEn los últimos años se han desarrollado muchos las actividades relacionadas con el coaching, especialmente en el ámbito empresarial. Vamos a explicar de qué se trata y a analizar cómo se relaciona ese coaching ejecutivo, es decir, para empresas, con el desarrollo de la inteligencia emocional de las personas que atienden las sesiones.

¿Qué es el coaching para empresas?

Unas palabras sobre el coaching

Es una palabra que viene del deporte, ya que el coach es un entrenador, pero el concepto ha trascendido a muchos otros ámbitos. Por coaching, se suele referir a una forma de desarrollo en la cual una persona experimentada, conocida como coach, ayuda a otras personas a lograr un objetivo profesional o personal específico, aportándole formación, entrenamiento y orientación.

El coaching ejecutivo

Se habla de coaching ejecutivo, organizacional o para empresas, cuando las personas a las que el coach ayuda pertenecen a una organización. Se trata de un entrenamiento para desarrollar habilidades y actitudes que mejoren la actividad profesional. El coaching ejecutivo está orientado a mejorar el desarrollo humano. No se trata tanto de llegar a un objetivo puntual ni de resolver un conflicto en concreto. El objetivo final es conseguir optimizar al máximo el potencial de las personas al nivel ejecutivo dentro de los equipos de trabajo.

¿Sabes qué es la inteligencia emocional?

Los diferentes tipos de inteligencia

Hace mucho tiempo que se sabe que la inteligencia no se puede limitar a las habilidades medidas en pruebas de coeficiente intelectual. Existen múltiples formas de inteligencia, con personas que tienen más dominio en una o varia de ellas. Hablamos de habilidades lógicas o matemáticas, de aptitudes lingüísticas, de inteligencia espacial, de las habilidades físicas, y por supuesto, del manejo de las emociones.

La inteligencia emocional

Habitualmente, cuando se habla de inteligencia emocional, se refiere a la capacidad de los individuos de reconocer y manejar sus propias emociones, además de entender las de los demás. Es una habilidad que va más allá, y permite además diferenciar los distintos sentimientos e identificarlos apropiadamente. También consiste en utilizar información emocional para guiar el pensamiento y la conducta. Finalmente, una persona con una inteligencia emocional alta será capaz de administrar o ajustar sus emociones para adaptarse al ambiente o conseguir objetivos.

¿Cómo ayuda el coaching para empresas a desarrollar la inteligencia emocional?

Las empresas son organizaciones muy humanas, y en todas las relaciones, es fundamental entender las emociones propias y las de los demás para poder colaborar. Por ese motivo, además de otras muchas habilidades individuales (por ejemplo, aquellas relacionadas con la organización y la productividad), el coaching empresarial suele abordar técnicas para desarrollar la inteligencia emocional.

Ese aprendizaje permite, entre otras cosas, mejorar el ambiente, trabajar en equipo de forma más eficiente o resolver los conflictos con una gestión más adecuadas de las emociones de las personas involucradas.

Son habilidades que se pueden trasladar a la vida privada

Lo cierto es que entrar en un programa de coaching ejecutivo es una gran ventaja, porque no solo permite a los participantes mejorar sus habilidades personales para ser mejores profesionales. Una gran parte del aprendizaje, especialmente el desarrollo de habilidades emocionales, es totalmente aplicable a la vida personal. Entender mejor los sentimientos propios y ajenos simplifica enormemente las relaciones interpersonales, sea al nivel de pareja, de amigos o con la familia.

¡Compartir es vivir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *