Como fortalecer el suelo pélvico con ejercicios de Kegel y bolas chinas

como fortalecer el suelo pélvicoCuando van pasando los años, diversos factores como el embarazo, el estreñimiento, la práctica de algunos deportes o simplemente la edad pueden debilitar los músculos de la pelvis en las mujeres. Como las consecuencias de tener un suelo pélvico debilitado son bastante incómodas, es buena idea aprender cómo se puede fortalecer, usando los ejercicios de Kegel y bolas vaginales conocidas como chinas. Reforzar esos músculos permite evitar esos inconvenientes y mejorar la vida sexual. Por eso, hay que dejar atrás los tabúes y cuidarse.

¿Qué es el suelo pélvico?

Los músculos de la pelvis se sitúan entre el coxis del final de la espina dorsal y el hueso pubis. El suelo pélvico es conjunto de músculos y ligamentos que pertenece a un grupo conocido como “core”, es decir músculos profundos que forman las paredes que rodean y mantienen el tronco, al igual que el abdomen, el diafragma, los oblicuos y la musculatura lumbar.

La función del suelo pélvico es anti gravitatoria: sirve para sostener el aparato urinario, reproductor y digestivo. Permite controlar la continencia anal y urinaria, con un proceso de contracciones que aprendimos de pequeños.

¿Por qué fortalecer el suelo pélvico?

Porque se va debilitando con los años y por algunas causas identificadas

Los músculos de la pelvis se van debilitando por varios motivos, las más importantes son:

  • La edad. Con los años, la masa muscular se va debilitando en todo el cuerpo, y el suelo pélvico no es una excepción. En las mujeres, la menopausia también suele ser un factor importante.
  • El embarazo y el parto son eventos que habitualmente debilitan el suelo pélvico.
  • El estreñimiento crónico es una de las principales causas de disfunciones de los músculos de la pelvis. El hacer fuerza al evacuar es un evento traumático, que cuando se repite en el tiempo acaba teniendo efectos muy dañinos sobre el suelo pélvico.
  • Los deportes de alto impacto, como correr, se asocian con una fuerte prevalencia de incontinencia urinaria en la vejez, por ir debilitando los músculos pélvicos.
  • Algunas cirugías.

Las consecuencias de un suelo pélvico debilitado no son agradables

Cabe destacar que las consecuencias de esas afecciones del suelo pélvico se producen a largo plazo, y allí está uno de los problemas, porque cuando se notan los efectos ya es tarde. Se suelen asociar esos problemas con consecuencias normales de la edad, pero lo cierto es que son prevenibles.

Las principales consecuencias son:

  • Incontinencias urinarias o fecales. Al perder fuerza, el músculo pélvico ya no cumple bien su función para mantener cerradas las vías urinarias y fecales.
  • Problemas sexuales. Un suelo pélvico debilitado provoca pérdida de placer, incluso dolor, además de sequedad vaginal.
  • Prolapso genital. En los casos más graves, el músculo es demasiado débil para sostener los órganos, y se pueden producir prolapsos.

Como fortalecer el suelo pélvico con ejercicios de Kegel y bolas chinas

Por suerte, se puede contrarrestar el debilitamiento del suelo pélvico. Es un grupo de músculos, y se puede ejercitar como cualquier otro músculo del cuerpo. Te vamos a contar dos formas de hacerlo. Una de las más interesantes es usar las famosas bolas chinas. Tienes a tu disposición una amplia gama de bolas de diferentes pesos y tamaños en webs como vivesexshop.com para recibir discretamente la entrega en casa, además de poder contar con asesoramiento de sexólogos.

suelo pélvicoEjercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico

El la década de los años cuarenta, un médico llamado Arnold Kegel diseño una serie de ejercicios destinados a prevenir la incontinencia urinaria. Consisten en practicar la contracción de los músculos del suelo pélvico.

La forma fácil y correcta de identificar correctamente los músculos que hay que contraer es, la próxima vez que se vaya al baño a orinar, intentar detener el chorro de orina voluntariamente. Porque en esos consisten los ejercicios de Kegel: contraer los mismos músculos que permiten cortar el chorro de orina.

Cuando se busca como fortalecer el suelo pélvico con esos ejercicios, hay varias opciones:

  • En el ejercicio rápido, lo que se hace es contraer y relajar el suelo pélvico lo más rápido posible, durante 2 o 3 minutos. Se repite el ejercicio unas 10 veces al día, y más cuando se tiene práctica.
  • El ejercicio lento consiste en contraer los músculos de la pelvis durante 5 segundos, mientras se respira con suavidad. A continuación, se relaja el suelo pélvico durante otros 5 segundos. Se hacen 10 repeticiones.
  • Otra técnica, conocida como el ascensor, trata de ir contrayendo poco a poco los músculos, como si fuera un ascensor que va subiendo lentamente y va parando unos segundos en cada planta.
  • Finalmente, el ejercicio de la onda, que es un poco más difícil de realizar al principio, pero con la práctica se hace más fácil. Consiste en contraer en primer lugar los músculos que rodean la uretra, y a continuación los que están alrededor del ano, y luego relajarlos empezando por la zona anal.

Es recomendable practicar esos ejercicios diariamente, varias veces al día. En realidad, se pueden hacer fácil y discretamente en muchas situaciones de la vida diaria, así que no supone un problema.

Ejercicios con bolas chinas para fortalecer el suelo pélvico

Las bolas vaginales, también conocidas como bolas de Kegel o bolas chinas son unas herramientas muy útiles para la salud de la mujer. Se suele tratar de una o dos bolas (en ese caso unidas por un cordón) que a su vez tienen dentro otras bolas más pequeñas. Las bolas interiores se mueven con los movimientos, chocando contra las paredes de la bola más grande.

Las bolas chinas sirven tanto para conseguir mejorar el tono como la fuerza del suelo pélvico. Su interés es que pueden ser usadas mientras se están realizando otras actividades. De hecho, uno de los ejercicios básicos consiste simplemente en llevar las bolas y tener una actividad suave de pie, como caminar o tomarse una ducha. Aunque su propósito es principalmente la salud, algunas mujeres encuentran esas vibraciones muy placenteras.

También se pueden efectuar ejercicios de contracción de Kegel como los que hemos citado antes. En ese caso las bolas incrementarán el efecto del ejercicio, permitiendo no tener que repetirlos cada día.

En cualquier caso, antes de elegir un modelo y ponerse a usar bolas vaginales, es importante preguntar a un profesional y hacer analizar el estado del suelo pélvico. Tener un exceso de tono en esos músculos también puede ser perjudicial, así que el asesoramiento es fundamental.

 

Esperamos que con ese artículo hayas aprendido como fortalecer el suelo pélvico con ejercicios de Kegel y bolas chinas, y, sobre todo, porque es importante reforzar los músculos de la pelvis.

¡Vivir es compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *