Todo lo que tienes que saber sobre la operación de aumento de pecho

operación de pechoMuchas mujeres desean aumentar su talla de pecho, y por ello se plantean recurrir a la cirugía estética. Las técnicas y la seguridad de una operación de pecho han mejorado mucho en los últimos años. Los resultados son muy naturales, y el precio mucho más económico que antiguamente. Si tienes algunas dudas, vamos a repasar los datos más importantes sobre intervenciones de aumento de pecho.

La operación de pecho es una decisión importante

El primer punto que hay que destacar es que una cirugía de aumento de pecho es una decisión que se tiene que tomar después de una reflexión completa. Para entender los pros y contras de esa operación, es recomendable pedir el consejo de los profesionales sanitarios, y tomar un tiempo para madurar la decisión. Es una elección con consecuencias estéticas, por supuesto, pero también médicas, económicas o psicológicas. Es importante repasarlo todo.

¿Qué técnicas de aumento de pecho se usan habitualmente?

Por lo general, hay dos técnicas muy habituales para hacer una operación de pecho.

  • La más conocida es la colocación de un implante, elaborado con un material que imita la textura del pecho natural. Se usa esa técnica para aumentar significativamente el volumen del pecho, haciendo una pequeña incisión, generalmente por la zona de areolar, aunque también hay otras formas de insertarlas.
  • Otra técnica muy utilizada es mediante la inyección de grasa procedente de otras partes del cuerpo. Es una solución que funciona muy bien para aumentos más leves, o como complemento del implante, para acabar de dar un aspecto más natural al pecho. También se usa en caso de asimetría. Una de las grandes ventajas de esa técnica es que no produce ninguna cicatriz visible. Otra es que permite retirar grasa de otras zonas del cuerpo. Con el tiempo, un porcentaje de esa grasa puede ser reabsorbida, pero los médicos lo toman en cuenta.

¿Hace falta anestesia general e ingreso para una operación de pecho?

La evolución de la técnica permite hacer las intervenciones con una simple anestesia local, aunque, en muchos casos las clínicas siguen usando la anestesia general.

La operación dura normalmente alrededor de una hora y media, y no necesita quedarse mucho tiempo en la clínica. Por lo general, los médicos prefieren tener a la paciente recién operada en observación durante unas horas, con lo que es frecuente tener que quedarse una noche. Pero, si toda ha transcurrido normalmente, la operada puede volver a casa rápidamente a continuar su recuperación.

¿Qué tipos y tamaños de implantes?

Se usan diferentes tipos de materiales para las prótesis mamarias. Las hay hinchables, rellenas de suero fisiológico, o rellenas de gel de silicona. Esas últimas son las más habituales, por su seguridad y textura parecido a la de un pecho natural.

La forma que más se usa últimamente se conoce como implante anatómico, o en forma de lágrima. Este tipo de prótesis imita perfectamente la forma de un seno natural. Sin embargo, los implantes han ido siguiendo algunas modas. Hace unos años la tendencia era colocar unas prótesis más redondas.

El tamaño es una decisión muy importante, y es fundamental pedir consejo al médico, que será capaz de aconsejar la opción con el mejor resultado. Existe el riesgo de querer un aumento excesivo, que no quede natural con el resto del cuerpo. Por lo general, se recomienda pecar de conservadora antes que lo contrario. Si luego se quiere aumentar un poco más, se puede usar la técnica de la inyección de grasa.

¿Cómo es el post operatorio de una operación de pecho?

Después de estar en observación unas horas, como dijimos antes, la paciente puede volver a casa. Llevará un vendaje compresivo durante una semana, y tendrá que descansar lo máximo posible, evitando cualquier esfuerzo. También tomará analgésicos y antiinflamatorios.

Después de esa semana, se puede hacer vida normal, pero es recomendable llevar durante un par de meses un sujetador especial. Además, se debe evitar practicar deportes de impacto o que hagan trabajar la zona del pecho durante el mismo tiempo.

También hay que evitar el sol durante unos meses, para que sus rayos no afecten la pigmentación de la cicatriz, y que por lo tanto la operación quede completamente invisible.

Y ya que hablamos de las cicatrices, esas van desapareciendo progresivamente, y lo normal es que ya no se noten después de unos seis meses, aunque esa duración puede variar según el tipo de piel de cada persona.

¿Cuánto cuesta una operación de aumento de pecho?

Es una de las preguntas más habituales que se hacen las mujeres que están pensando en optar por este tipo de cirugía estética. Y no existe una respuesta única, porque influyen varios factores.

  • El tamaño de la prótesis.
  • El tipo de material y la forma del mismo.
  • La marca utilizada.
  • La complejidad de la operación (cada paciente es diferente).
  • El profesionalismo y la reputación de la clínica.
  • El coste de vida en la ciudad o región.

En cualquier caso, normalmente este tipo de operaciones cuesta al menos unos 3.000€, y el precio puede subir hasta los 7.000 o 8.000€ en función de los casos, incluso más. Se trata solamente de una referencia. Lo recomendable es siempre pedir una información detallada a las clínicas potenciales.

 

Y esos son los datos que te quería contar sobre la operación de pecho para que puedas reflexionar sobre si te interesa hacértela. Si tienes experiencia al respecto, puedes compartir tus comentarios en la sección a continuación.

¡Compartir es vivir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *