Ventajas de contratar un seguro de salud privado en España

ventajas seguro de salud privadoCon el alargamiento de las listas de esperas en muchas comunidades autónomas, es bastante frecuente que las personas que se preocupan por su salud contemplen la contratación de un seguro de salud privado. Los hay para todos los bolsillos, si bien es cierto que los más económicos suelen conllevar un copago. Más allá de debates ideológicos sobre salud pública y privada, creo que es interesante analizar las ventajas e inconvenientes de contratar un seguro de salud privado en España. Así cada uno puede tomar la decisión que considere oportuna.

¿Cuáles son las ventajas del seguro de salud privado en España?

Acceso más rápido a servicios médicos

Uno de los motivos por los que muchos pacientes optan por contratar un seguro privado es el retraso que han acumulado muchas listas de espera en el sistema público, en particular para citas de especialistas, pruebas diagnósticas y cirugías. Por lo general, la gran oferta de médicos y centros disponibles mediante la contratación de un seguro privado de salud permite acortar significativamente esos plazos de espera, y tener un diagnóstico mucho más rápido.

Eso da mucha tranquilidad, ya que cualquier problema médico se puede identificar de manera temprana. Pero, sobre todo, permite mejorar la prevención y evitar que algunos problemas médicos se agraven por no ser detectados y tratados a tiempo.

Más tiempo con el médico

Aunque ese punto es relativo y discutible, por lo general, en una consulta médica privada se dispone de algo más de tiempo para ser atendido. En el sistema público, puede haber una fuerte presión sobre los médicos para que vean un gran número de pacientes en el menor tiempo posible. Esas prisas pueden llevar a no examinar o escuchar suficiente el paciente.

Pero, como digo, es discutible. Algunas aseguradoras pagan cantidades muy bajas a los médicos y centros privados, por lo que, en algunos casos, pueden decidir acortar las citas todo lo posible, para rentabilizar su tiempo.

Mayor flexibilidad y comodidad

Un paciente asegurado puede elegir el médico privado que mejor le parezca, siempre dentro del cuadro de la compañía. Eso permite, entre otras cosas, una facilidad para cambiar de médico u obtener una segunda opinión que no suele ser posible en el sistema público de salud.

Esa flexibilidad también permite escoger un centro que quizás no sea el más cercano al domicilio del paciente, pero que tenga médicos muy bien valorados.

Otro factor que da mucha comodidad a la opción del seguro privado es la posibilidad de pedir cita por la tarde y los sábados. Para las personas que trabajan, acudir a una cita médica en el sistema público casi siempre significa tener que faltar al trabajo. Y eso puede hacer que algunas personas nunca encuentren el momento adecuado para ir al médico.

El sistema público de salud no cubre todo

Si te preguntabas porque hay tantas clínicas dentales en España, la respuesta es muy sencilla: los servicios bucodentales incluidos dentro del sistema público de salud son bastante reducidos. Muchos de los tratamientos habituales de salud dental se consideran como estéticos, y por lo tanto no están cubiertos. Lo mismo ocurre con muchas cirugías oftalmológicas, salvo la catarata, y otros muchos servicios médicos o paramédicos.

En cambio, muchos seguros privados de salud suelen incluir el cuidado dental y otras terapias y tratamientos, ofreciendo así, en teoría, una mayor cobertura sanitaria.

Atención personalizada y continuidad en la atención

El hecho de que el paciente pueda elegir y cambiar fácilmente de médico, junto con el mayor tiempo de atención hace que sea más fácil establecer una relación más estrecha y continua con los profesionales de la salud. Lo que, a su vez, puede llevar a una atención más personalizada.

Deducción fiscal

Los autónomos pueden deducirse en el IRPF el gasto de seguro privado de salud hasta 500 euros por año y adulto. Algo similar ocurre para los trabajadores por cuenta ajena. Si la empresa contrata un seguro de salud privado a su nombre, esa prestación está exenta de IRPF, lo que no ocurre con otros servicios pagados por la empresa, pero disfrutados por el empleado, que normalmente computan como percepciones no salariales.

Hay muchas compañías de seguros privados

Las más conocidas sin duda son Adeslas, Sanitas o DKV, pero hay muchas más. Eso permite comparar y buscar la que ofrezca la mejor relación calidad precio en sus pólizas. Y cambiar de aseguradora si no se está contento con la actual.

¿Qué inconvenientes tiene contratar un seguro de salud privado?

No es tan barato como puede parecer

Disponer de un seguro privado de salud no significa que todo se incluye dentro del precio de la póliza, y menos para aquellos seguros low cost que apuestan fuerte por el copago. En muchas ocasiones, los pacientes asegurados tendrán que pagar, aunque sea parcialmente, por las consultas, las pruebas, cirugías y medicamentos. En caso de que el seguro cubra todos esos gastos, el precio de la póliza será muy alto.

En enfermedades muy graves, se suele volver al sistema público

Una de las críticas que más se suele hacer a los seguros privados de salud en España es que, en caso de una enfermedad grave, los pacientes suelen volver al sistema público. Y eso por dos motivos. Primero porque la Sanidad Pública dispone generalmente de mucho más medios que la privada, al menos para casos graves. Y también porque los casos graves suelen ser muy costosos, y que no lo pueden asumir ni los pacientes ni sus aseguradoras.

El filtro de las enfermedades preexistentes

Los seguros de salud privados razonan como cualquier empresa aseguradora en cualquier sector. Es decir que quieren limitar el riesgo. Concretamente, lo que hacen muchas de las compañías es excluir de sus pólizas las enfermedades preexistentes de sus pacientes, o pedir un sobrecargo notable. De esa manera, no se harán cargo de problemas crónicos o de incidencias vinculadas a una enfermedad anterior.

Puede tener sentido desde el punto de vista económico, pero para el paciente que tenga una de esas enfermedades es una enorme limitación a la posibilidad de recibir tratamiento privado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *