Cómo alcanzar un buen descanso: 8 tips a tener en cuenta

buen descansoTodos en algún momento dado hemos tenido problemas para dormir y conciliar el sueño. Algo normal, teniendo en cuenta el mundo en el que vivimos. El estrés, las preocupaciones, los problemas laborales o familiares y un largo etc. nos impiden desconectar la cabeza y no nos dejan descansar adecuadamente. Pero, no son las únicas cosas que te pueden quitar el sueño, y sobre todo hacer que la calidad de tu descanso sea mucho peor. Para tener un buen descanso, hay otros factores como el colchón, la postura, o corregir malos hábitos. Veámoslo.

¿En qué tener un mal descanso afecta a tu salud?

Como todos sabemos, un buen descanso es fundamental para tener la mente despejada y poder afrontar el día a día con otra energía.

Es importante dormir como mínimo ocho horas, aunque esa duración varía dependiendo de las personas, su edad y hábitos de vida. Hay personas que necesitan solo 6 horas diarias, mientras otras requieren ocho o nueve. Además, los niños necesitan descansar mucho más que las personas mayores.

Un mal descanso afecta a funciones vitales como la cardiaca, reduciendo el rendimiento del corazón y la presión sanguínea. Además, bajan los niveles de energía, así como nuestra capacidad de concentración. La falta de sueño de calidad también provoca un incremento en los niveles de ansiedad, e interfiere en nuestro metabolismo, aumentando la fatiga.

Por eso, en este post vamos a darte algunos tips para tener un buen descanso y que puedas conciliar mejor el sueño.

salud epidemologia

Consejos para ayudar a buen descanso

Elige el colchón adecuado

Un buen colchón es uno de los principales factores para poder tener un buen descanso. Si tu cama no es la adecuada, por mucho que te esfuerces, te costará muchísimo descansar adecuadamente.

Por lo tanto, es importante comprar un colchón acorde a tus necesidades. Puedes elegir entre un colchón de espuma o de muelles. En el enlace anterior tienes una guía detallada sobre las ventajas e inconvenientes de cada opción, si te interesa profundizar.

Además, es conveniente acompañar un buen colchón con una almohada cómoda y adecuada para que tus cervicales no sufran y puedas despertarte cada día sin dolor de cervicales.

Manten tu dormitorio limpio y ventilado

Este punto quizá no le demos mucha importancia, pero es fundamental. Tener un dormitorio bien ventilado, limpio y silencioso ayudará a que puedas conciliar mejor el sueño y te ayudará a descansar adecuadamente.

Por eso, es recomendable que cuando te despiertes ventiles el dormitorio y lo tengas siempre limpio y ordenado.

Para un buen sueño, ve a la cama siempre a la misma hora

levantarse con energiaNuestro cuerpo es un sistema que suele acostumbrarse a los ritmos y costumbres. Por eso, muchas veces se anticipa a los sucesos que van a ocurrir, puesto que ya que está programado para que siempre ocurran a la misma hora. Piensa por ejemplo en cuando te suele dar hambre.

Para el sueño, a ese fenómeno lo conocemos como ritmos circadianos. Si acostumbras a tu cuerpo a acostarse siempre a las 12 de la noche, irá bajando su nivel de actividad a medida que se vaya acercando la hora.

Ten una cena ligera

Este punto es muy importante si quieres tener un descanso placentero, puesto que una digestión pesada dificultará considerablemente que tu cuerpo pueda profundizar en el sueño. Eso ocurre porque si haces una cena demasiado copiosa, buena parte de tu energía estará dedicada a su digestión, lo que lógicamente impide tener un buen descanso.

Por eso, lo ideal es tener cenas ligeras con alimentos que faciliten la digestión.

Deja los problemas fuera de la cama

Cuando tenemos problemas en el trabajo, con la pareja o con la familia, lo normal es que no podamos desconectar. Además, nos cuesta mucho olvidarnos.

No obstante, es fundamental irse a la cama intentando dejar las preocupaciones a un lado, ya que en la cama no es el momento de encontrar soluciones a los problemas y lo único que consigues es perturbar tu descanso.

Un buen truco es evitar revisar correos de trabajo por la noche, y tampoco leer mensajes de WhatsApp antes de acostarte. Así, si hay una noticia estresante, ya la verás después de dormir.

Las bebidas excitantes impiden el buen descanso

Es bastante obvio, pero hay personas tan acostumbradas a tomar esas bebidas que no se dan cuenta de su impacto. El café, el té, las bebidas energéticas, si las tomas en exceso, pueden afectar a tu sueño e impedir el descanso adecuado. Todas ellas provocan que tu sistema nervioso esté más activado y alterado dificultando la relajación necesaria para conciliar el sueño.

Si eres una persona que le gusta tomar este tipo de bebidas, intenta tomarlas durante la mañana, dejando la tarde y la noche libres de excesos.

Evita el uso de aparatos electrónicos

ver móvil en la camaEl uso de teléfonos móviles, tablets, o la televisión cerca de las horas de sueño, ha demostrado que la luz de estos dispositivos nos impide entrar en el estado adecuado para poder tener un buen descanso. Por lo tanto, lo mejor es apagar todos los dispositivos una hora antes de ir a dormir. Así evitarás que te impidan tener una buena noche.

Lee un libro antes de dormir

Leer un libro que no requiera un nivel de reflexión muy intenso ni esté relacionado con el estudio activa tu cerebro de una forma mucho más ligada a la imaginación y más conectada a tu inconsciente. Además, ayuda a desvincularte de tu realidad diaria y tus problemas. Por lo tanto, la lectura es ideal para entrar en un estado de vigilia más relajado que te acerque al sueño.

Y eso es sin contar los beneficios de la lectura para tu cultura. Teniendo en cuenta que disponemos de una red gratuita de bibliotecas, sería una pena desaprovecharlas.

 

¡Compartir es vivir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *