Como prevenir la migraña, el dolor de cabeza o cefalea

como prevenir la migrañaEl dolor de cabeza, que puede manifestarse como cefalea o como migraña, es una de las dolencias más comunes. Puede tener orígenes diversos, pero, independientemente de su gravedad, es un problema incómodo que afecta la vida diaria. Vamos a ver algunos consejos para saber como prevenir la cefalea y la migraña, con el objetivo de que los episodios se manifiesten con menos frecuencia.

Una dolencia muy común

Jaqueca, migraña, dolor de cabeza o cefalea, se trata de afecciones a veces distintas en sus manifestaciones, pero que tienen en común ser molestas y frecuentes.

Históricamente, Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cefalea es el primer motivo de consulta al médico en todo el mundo. Aunque, obviamente este año estamos en una situación atípica por la pandemia.

Se trata de un mal tan común que hasta tiene tres “Días Mundiales”. Por este orden, tales jornadas tienen lugar, cada año, el 21 de marzo (Día Mundial de la Cefalea en Racimos); el 19 de abril (Día Mundial del Dolor de Cabeza o de la Cefalea) y el 12 de septiembre (Día Internacional de la Migraña).

salud epidemologia

La Sociedad Española de Neurología (SEN), dice que el noventa por ciento de la población de nuestro país ha tenido dolor de cabeza alguna vez en su vida; la mitad (el cincuenta por ciento) lo ha padecido en los últimos doce meses y el cuarenta y seis por ciento lo sufre de manera habitual.

Como prevenir la migraña y el dolor de cabeza

Hay muchas manifestaciones del dolor de cabeza, y según el tipo de dolencia, las medidas de prevención pueden ser más específicas. Sin embargo, el propósito del artículo es dar unas recomendaciones generales, por lo que vamos a centrarnos en los elementos comunes.

Tener una buena higiene de vida ayuda mucho a evitar padecer cefalea o migraña. En particular hay que cuidar esos aspectos:

Calidad de descanso para evitar el dolor de cabeza

El cansancio y la falta de sueño pueden facilitar la aparición de migrañas y cefaleas. En cambio, con un sueño reparador de calidad y con la duración suficiente, se minimiza el riesgo. Si quieres saber cómo dormir bien te remito al artículo que se publicó en el blog hace algún tiempo.

Pero el descanso no es solamente dormir. También tienes que pensar en reservar momentos para descansar durante el día. Por ejemplo, pasar demasiado tiempo concentrado en una tarea, o en una postura tensa, puede propiciar el dolor de cabeza. Haz pausas regularmente.

Deporte y relajación

Practicar una actividad física de intensidad moderada durante media hora cinco veces a la semana es el mínimo recomendable para estar en forma. Algunas de las ventajas de practicar deporte de forma habitual son que te ayuda a relajarte, y también mejora tu estado de salud cardiovascular. Ambas cosas ayudan a minimizar la aparición de episodios de dolor de cabeza.

Además del deporte, practicar actividades relajantes es muy útil para evitar jaquecas, cefaleas o migrañas. Un masaje, una ducha o un baño relajante, la meditación, y muchas más actividades de este tipo puede ayudar a reducir la frecuencia y la intensidad del dolor de cabeza.

Como prevenir el dolor de cabeza, cuidando la alimentación

El ayuno puede desencadenar el dolor de cabeza, por lo que es importante no saltarse las comidas.

Algunos alimentos pueden ser el origen de cefaleas o migrañas, en general por un exceso de consumo, pero también a veces por su ausencia. Es recomendable analizar con un médico cuáles son los alimentos específicos que pueden causar el dolor de cabeza en un paciente concreto. En la lista de sospechosos habituales tenemos el chocolate, las nueces, los quesos fermentados, los yogures, los helados y la cafeína. En ese último caso, la cafeína puede causar dolor de cabeza por un consumo excesivo o por síndrome de abstinencia, para las personas que toman mucho café y un día concreto no lo toman.

El abuso de alcohol también se asocia con el dolor de cabeza, y no solamente en el caso extremo de la resaca.

Lectura y ordenador

La lectura o actividades de larga duración en el ordenador pueden causar cefaleas, especialmente, pero no exclusivamente, en el caso de tener problemas de vista no diagnosticados. Es importante hacer pausas.

En el caso de las pantallas (móvil, tablet, ordenador, y, en menor medida, televisión) es recomendable no usarlas justo antes de dormir, ya que dificultan coger el sueño.

Tipos de dolores de cabeza

Existen diferentes tipos de cefaleas. El primero grupo lo conforman las cefaleas llamadas “primarias”, o idiopáticas, en las que el dolor, un síntoma cardinal para el diagnóstico, se manifiesta sin ninguna causa conocida. El otro grupo son las cefaleas “secundarias”, o sintomáticas, en las que la causa es fácil de identificar y el dolor es el signo de alarma de una patología subyacente, como por ejemplo una sinusitis o hipertensión arterial.

Las cefaleas primarias representan el 90% de los casos y sus tres formas más comunes de manifestarse son: migraña, cefalea tensional y cefalea en racimos.

  • La cefalea tensional es el tipo más común de dolor de cabeza. Se caracteriza por un dolor o molestia en la cabeza, el cuello o el cuero cabelludo. En muchos casos, la cefalea tensional está asociada con tensión de los músculos de estas zonas.
  • La migraña es un tipo de dolor de cabeza que puede acompañarse de síntomas como náuseas, vómitos o sensibilidad a la luz y al sonido. En los casos más habituales, la persona que lo padece siente un dolor pulsátil, únicamente en un lado de la cabeza.
  • La cefalea en racimos suele ser una patología cíclica, que incluye dolor intenso en un ojo o a su alrededor, o en uno de los lados de la cabeza. Se puede acompañar de lagrimeo, congestión nasal y goteo de una fosa nasal en el lado afectado.

Como siempre, en caso de sufrir de dolor de cabeza, no dudes en consultar con tu médico o farmacéutico. Ahora ya sabes como prevenir la migraña, pero el dolor de cabeza puede ser un síntoma de otras enfermedades, así que, si persiste, es mejor consultar.

¡Compartir es vivir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *