Los beneficios de comer cereza para tu salud y bienestar

beneficios de la cerezaCon el buen tiempo vuelven algunos frutos rojos, entre los cuales las cerezas. Se les atribuye muchas ventajas, entre las cuales propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, además de facilitar un buen sueño. Vamos a ver los beneficios de la cereza, diferenciando un poco entre las variedades, porque las propiedades no son iguales si hablamos de la dulce o de la ácida.

Origen de la cereza

Ya sabes que la mayoría de las frutas y verduras que consumimos proceden de otras partes del mundo. En el caso de las cerezas, el origen no es tan lejano. Era un árbol cultivado en la zona de la antigua ciudad griega de Cerasunte (o Céraso) en la actual Turquía. Los romanos de la época republicana tardía lo descubrieron durante las guerras contra Mitrídates, Rey del Ponto. Se lo llevaron a Italia, y más adelante, llegó al resto de los lugares conquistados por Roma, incluida Hispania.

¿Cuáles son las principales variedades de cerezas?

Como puedes imaginar, al igual que ocurre con el resto de las frutas, puedes elegir entre muchas variedades de cerezas, pero se pueden agrupar en dos categorías. La que consumimos más habitualmente es la versión más dulce, que aporta, lógicamente, más azucares. Pero es la versión ácida la que contiene más antioxidantes, hasta cinco veces más que la versión dulce. Por eso, esas variedades de cereza tienen más beneficios para la salud.

Los beneficios de los antioxidantes presentes en la cereza (ácida)

La cereza ácida contiene antocianinas, compuestos fenólicos que tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Esos elementos permiten neutralizar los radicales libres del cuerpo, lo que ayuda a prevenir la aparición de varias enfermedades, tanto los cánceres, las enfermedades cardiovasculares o algunas otras enfermedades crónicas.

Se piensa que los efectos de alivio del dolor y de recuperación muscular asociados con el consumo de cereza vienen de esos compuestos fenólicos. Eso sin olvidar que hay indicios de que las antocianinas puedan proteger las células nerviosas del daño causado por el estrés oxidativo.

Pero también se encuentra otro antioxidante en las cerezas. Concretamente, hay altas cantidades de melatonina en dos variedades de cerezas ácidas: Montmorency y Balaton. Probablemente ya sepas que la melatonina es conocida por ser un regulador del sueño, por lo que el consumo de esas variedades de cerezas podría ayudar a dormir mejor. Pero también es un antioxidante que neutraliza los radicales libres.

Las vitaminas aportadas por la cereza: otro de sus beneficios

Todas las variedades de cerezas aportan bastante vitamina C, otro antioxidante, que también ayuda a reforzar el sistema inmune. Y probablemente ya sepas que el ácido ascórbico también es clave para la producción de la proteína que permite la cicatrización, es decir el colágeno. Así que consumir cerezas ácidas o dulces te ayuda a absorber vitamina C. Ya diferenciando entre variedades, las cerezas ácidas aportan vitamina A, las dulces no tanto.

Una fuente importante de azúcares

La cereza es una fruta, y por lo tanto bastante dulce, especialmente las variedades más consumidas. Por lo tanto, hay que consumirla con moderación, porque su aportación calórica es elevada. Sin embargo, con 50 calorías por 100 gramos, la aportación es similar a la de la manzana, por ejemplo. Es decir que, dentro de las frutas, no es de las de mayor índice glucémico.

Quizás la complicación sea controlar la cantidad que se come. Puesto que son unas frutas muy pequeñas, es fácil perder la cuenta. Por ello, es recomendable coger una cantidad adecuada de cerezas y comerlas, en lugar de ir cogiéndolas poco a poco y no saber cuántas se han comido.

Otros nutrientes y componentes de las cerezas

  • La variedad dulce de la cereza aporta hierro, es decir que comer cerezas puede ayudar a una buena transportación del oxígeno en la sangre. Además, el hierro es fundamental para el metabolismo de nuestras células.
  • Como muchas frutas, las cerezas aportan fibra alimentaria, aunque menos de 2 gramos por cada 100.
  • También es notable la aportación de potasio.
  • Finalmente, también hay que citar los betacarotenos, otros antioxidantes que dan el color característico a la fruta.

Resumiendo los beneficios de la cereza

  • Aporta muchos antioxidantes, especialmente en su variedad ácida, que protegen contra muchas enfermedades.
  • Tiene melatonina, que ayuda a regular el sueño.
  • Aporta fibra, lo que mejora la digestión.
  • Tiene efectos antiinflamatorios y ayuda a la recuperación muscular.

 

Como siempre, es recomendable incluir las cerezas dentro de una dieta variada. Como te habrás dado cuenta si lees el blog con frecuencia, cada alimento aporta algo diferente y necesario. Solo combinando muchas fuentes alimentarias podemos recibir todos los nutrientes que necesitamos para nuestra salud.

¡Compartir es vivir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.