¿Cómo tener disciplina para bajar de peso y mantenerlo a largo plazo?

disciplina para bajar de pesoPerder peso y adelgazar no es algo excesivamente complicado. Con un poco de esfuerzo y determinación, se pueden lograr buenos resultados en unos meses y alcanzar tu peso ideal. Pero, después de un tiempo, a muchas personas les cuesta mantener los buenos hábitos. Vuelven a costumbres poco sanas, y pueden recuperar el peso perdido. Por eso, en este artículo vamos a ver como puedes tener disciplina, no solo para bajar de peso, sino también para mantener y controlar tu fisionomía.

La disciplina para bajar de peso implica paciencia

Si quieres adelgazar y perder peso, tienes que concienciarte de que necesitarás paciencia y constancia. No escuches quien te quiera vender resultados rápidos. No te interesa. Te explico por qué.

Lo que baja rápido, sube rápido

Uno de los principales problemas que tienen las dietas milagrosas es que tienen efectos muy temporales. Las personas las siguen porque quieren resultados inmediatos. Y lo hacen pese a las advertencias. Los profesionales repiten que perder peso rápido suele llevar a ganarlo de vuelta igual de rápido. A veces, incluso se empeora respecto al peso inicial. Pero quienes quieren resultados inmediatos no escuchan, prefieren convencerse de que, en su caso, será distinto, y que harán parte del 5% que consigue mantener el peso tras adelgazar.

Solo con tiempo se puede coger buenos hábitos

Hay una razón por la que tantas personas vuelven a coger peso después de una dieta rápida. Es relativamente fácil motivarse para hacer un esfuerzo durante una duración corta, sobre todo si vas viendo resultados. Pero, una vez llegaste al peso deseado, ni te apetece seguir con una dieta muy restrictiva, ni tendría sentido hacerlo, porque entonces irías perdiendo cada vez más peso.

En teoría, deberías entonces cambiar a unos hábitos saludables, es decir, no los que tenías antes de la dieta, pero tampoco los que te permitieron bajar de peso. Como no cogiste buenos hábitos, es probable que vuelvas a comer mal y a hacer poco ejercicio. Y así, tan rápido como lo perdiste, volverá el exceso de peso.

La ventaja de tener una dieta menos restrictiva es que la puedes adoptar de forma definitiva. Si comes ligeramente menos de lo que gastas en energía, irás perdiendo peso poco a poco. Cuando llegues a tu objetivo, no tendrás que cambiar casi nada. Solo comer ligeramente más que durante la dieta, o hacer un poco menos de actividad física. Será un cambio muy pequeño, y muy fácil. Porque ya estarás acostumbrado a tener buenos hábitos.

¿Qué tipo de disciplina tienes que coger para bajar de peso?

Disciplina de actividad física

Practicar deporte de intensidad moderada cinco veces a la semana durante media hora es bueno cuando quieres bajar de peso, pero también es lo mínimo para mantener la forma. Así que, si quieres adelgazar y luego mantenerte, tendrás que hacer una actividad física regularmente.

Disciplina alimentaria

La alimentación es sin duda el aspecto principal para controlar el peso, lo que significa que necesitarás tener mucha disciplina con lo que comes. Me refiero a aplicar un plan de nutrición y mantenerlo, sin caer en las tentaciones y la comida basura.

¿Cómo mantener la disciplina para bajar o mantener el peso?

No ser demasiado estricto

La primera regla para mantener la disciplina a largo plazo es tener algo de flexibilidad. Si actúas de una manera excesivamente estricta, es muy probable que acabes desanimándote. Tienes que encontrar un equilibrio que puedas mantener a largo plazo.

No comer cosas poco saludables

Suena obvio, pero cuando sigues una dieta, es muy fácil autoengañarte. Puesto que la mayor parte del tiempo comes bien, piensas que por una vez que comes algo poco saludable no pasa nada. Pero es muy difícil ser objetivo al respecto. Si un par de veces a la semana te alimentas muy mal, y el resto del tiempo comes bien, es posible que en el conjunto lo estés haciendo mal.

Es mejor eliminar de tu dieta los alimentos poco saludables. ¿Cuáles son? Aquellos listados como “a evitar” en este artículo.

Cuidado con las bebidas

Acostumbrarse a beber agua es la mejor solución para mantener la disciplina para bajar de peso. El alcohol, los refrescos, e incluso los zumos, suelen aportar muchas calorías sin que te des cuenta. Tener el reflejo de beber agua no solo es más sano, te ayuda a mantener la disciplina.

Lucha contra el sedentarismo

Si eres de las personas que hacen poca actividad física, puedes usar un pequeño truco para luchar contra tu sedentarismo. Instálate una de esas aplicaciones que miden cuantos pasos diste durante el día. Cada vez que veas que has hecho poco, sal a dar un paseo u organiza alguna actividad física.

Pésate cada mes

Tanto bajar como subir de peso son fenómenos que normalmente toman tiempo. No hablo de variaciones de dos o tres kilos, que pueden surgir en un mismo día según lo que bebemos o comemos. Me refiero a cambios más importantes. No vas a subir quince kilos en un mes, y tampoco vas a bajar la misma cantidad en treinta días. Son procesos graduales.

Así, si te vas pesando cada mes, podrás ver tu evolución a largo plazo. Si lo haces siempre en el mismo momento del día, por ejemplo, después de levantarte de la cama, serán datos comparables.

Si ves que vas subiendo de peso, podrás tomar medidas para ajustar tus hábitos y evitar seguir engordando. Si te mantienes, tendrás la tranquilidad de ver que estás haciendo las cosas bien.

 

¿Qué técnicas tienes para mantener la disciplina que te permite bajar de peso? No dudes en comentar tus trucos con el resto de los lectores.

¡Compartir es vivir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.