Los peligros del cigarrillo electrónico

peligros del cigarillo electrónicoSin duda el cigarrillo electrónico ha sido un protagonista estrella del mercado de productos de gran consumo en los últimos años.  Al principio, la ausencia de una legislación clara al respecto permitió su consumo en cualquier parte, y florecieron las tiendas en todas las ciudades. Sin embargo, luego se adaptó la legislación y el interés por el producto bajó. Aunque se ha mostrado (relativamente) eficaz para dejar de fumar, el cigarrillo electrónico también tiene unos peligros importantes para la salud.

Grandes cantidades de nicotina y adicción

Aunque la composición del vapor inhalado varía con los cigarrillos electrónicos en el mercado, muchos de ellos contienen un porcentaje alto de nicotina. Eso puede llegar a representar un peligro para la salud, y ser contraproducente para las personas cuyo objetivo es dejar de fumar. Para los usuarios que nunca fumaron, uno de los peligros del cigarrillo electrónico, o vapeo, es la adicción a la nicotina, que no es fácil de superar.

Ten en cuenta que el consumo de nicotina puede aumentar la presión arterial y aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Productos peligrosos

Los estudios llevados a cabo sobre los elementos inhalados por el fumador de un cigarrillo electrónico han mostrado la presencia de tres elementos peligrosos:

  • El formol, un contaminante considerado como cancerígeno.
  • La acroleína, una molécula sumamente tóxica.
  • El etanal (acetaldehído), un elemento tóxico posiblemente carcinógeno.

Efectos adversos en la salud pulmonar

Existe evidencia creciente de que el vapeo puede causar daño pulmonar agudo. Uno de los peligros más graves del cigarrillo electrónico es la aparición de una enfermedad grave llamada “lesión pulmonar asociada al vapeo” (EVALI). Además, el vapeo a largo plazo puede aumentar el riesgo de enfermedades respiratorias crónicas.

Desarrollo de bacterias

El principio del cigarrillo electrónico es ser un aparato recargable. Aunque existen versiones desechables, siempre se usa una gran cantidad de veces. Esto significa que el fumador se expone a que crezcan bacterias si no tiene mucho cuidado y limpia concienzudamente la boquilla del cigarrillo.

Facilidades para la propagación de microbios

Otra preocupación viene del funcionamiento mismo del cigarrillo electrónico. El calor del vapor de agua inhalado dilata las mucosas, y hace que el fumador este más expuesto a contaminarse en presencia de virus o bacterias, especialmente si se expone al frío o a la contaminación justo después de fumar.

Falta de información y de normativa

Al ser un producto relativamente nuevo, todavía no existen muchos estudios médicos sobre las consecuencias del consumo del cigarrillo electrónico a largo plazo. Su éxito también a pillado desprevenidos a los legisladores, que ahora están estudiando como restringir su consumo y comprobar su impacto sobre la salud. De momento, en España, se puede fumar este tipo de cigarrillos electrónicos en cualquier parte, ya que no se asemeja legalmente al tabaco.

Un poco más eficaz que los parches

Donde si hay algunos estudios es sobre la eficacia de esos aparatos para dejar de fumar. Los primeros resultados parecen demostrar unos resultados un poco mejores que los parches, ya que 8 de cada 100 personas que intentan dejar de fumar usando el cigarrillo electrónico lo consiguen. Pero el mercado de esos aparatos no es únicamente los fumadores de tabaco que quieren dejarlo, sino también cualquier otra persona.

Puerta de entrada al tabaco

Aunque en su origen se pensó que el vapeo podía ser una solución interesante para dejar el tabaco, lo cierto es que puede también hacer lo contrario. Una de las preocupación respecto a los peligros del cigarrillo electrónico es que pueda servir de puerta de entrada para nuevos consumidores de tabaco. Una vez que una persona está adicta a la nicotina, no es difícil que pase a usar cigarrillos clásicos.

Hay que siempre tomar en cuenta los peligros del cigarrillo electrónico

Los cigarrillos electrónicos pueden considerarse una opción menos perjudicial en comparación con el tabaco tradicional para los fumadores adultos que buscan dejar de fumar. Pero eso no quiere decir que no sean seguros. De hecho, conllevan riesgos significativos para la salud. Si estás considerando el uso de cigarrillos electrónicos o estás preocupado por los riesgos asociados, no dudes en buscar asesoramiento médico y considerar otras opciones para dejar de fumar que sean más seguras y efectivas.

 

 

2 pensamientos en “Los peligros del cigarrillo electrónico

  1. Después de 20 años de fumar Marlboro rojo y de estar fumando casi 30 cigarrillos al día, comence a fumar el cigarrillo eléctrico y al cabo de 4 meses sin proponerme dejarlo lo hice pues deje de sentir la ansiedad que antes tenía, hoy en día después de casi 6 meses aunque lo fumo muy ocasionalmente cuando tomo siento que es la mejor herramienta para dejar de fumar, no creo lo que dice el artículo que tiene una alta carga de nicotina pues no crea dependencia y en mi experiencia pues antes de quieres fumarlo más fui dejando de hacerlo. MUY RECOMENDADO USARLO PARA DEJAR DE FUMAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *