¿Por qué tengo taquicardia? ¿Qué causa el corazón acelerado?

por qué tengo taquicardia corazón acelerado

Muchas personas experimentan esa sensación desagradable de notarse el corazón acelerado en reposo, sin identificar una causa inmediata. La mente enseguida se preocupa, y uno se pregunta: ¿Por qué tengo taquicardia? E imagina posibles dolencias cardiovasculares. Sin embargo, una gran mayoría de las taquicardias suelen tener un pronóstico benigno, y se deben a causas externas, no a problemas de corazón. Aunque, por supuesto, también pueden ser síntomas de algunas dolencias cardiovasculares. Veamos los diferentes casos.

¿Cómo sé si tengo taquicardia?

Lo primero que hay que saber es que se puede tener la sensación de tener el corazón acelerado, pero que en realidad la frecuencia de latidos no sea tan elevada. Por eso, el primer paso es medir tus pulsaciones en reposo. Si has hecho un esfuerzo físico reciente, tendrás que esperar un tiempo prudencial que tu organismo vuelva a un estado de reposo antes de hacer la medición.

El corazón late habitualmente entre 60 y 90 veces por minuto. Por lo tanto, se habla de taquicardia cuando se superan los 100 latidos por minutos. Si, en varias ocasiones, estando en reposo, mides una frecuencia cardiaca superior, entonces sí que podrás identificar que tienes taquicardia.

Los dos grandes tipos de taquicardias: las sinusales y las otras

El propósito de este artículo no es tratar en detalle todos los tipos de taquicardias, sino hacer un poco de divulgación sobre los casos más habituales, y dar respuestas a las personas que se preocupan y se preguntan por qué tienen el corazón acelerado. Por ello, insistiré más sobre el caso frecuente de la taquicardia sinusal, que suele tener un pronóstico benigno, y no tanto sobre los otros motivos, que están relacionados con enfermedades cardiovasculares.

En cualquier caso, y como siempre, te recomiendo que consultes con tu médico de confianza si tienes dudas o síntomas que te preocupan. La información en Internet es útil, pero, por lo general, solo un profesional médico podrá identificar correctamente los síntomas y saber qué medidas hay que tomar.

¿Qué es la taquicardia sinusal?

Nuestro corazón tiene un marcapasos natural, el nodo sinusal, que va marcando el ritmo cardíaco, el cual se propaga luego hacia aurículas y ventrículos.

En ocasiones, se produce una aceleración de la frecuencia cardiaca, por encima de los 100 latidos por minuto. Cuando ocurre ese incremento de los latidos y el corazón sigue funcionando normalmente, se suele hablar de taquicardia sinusal. En ese caso, generalmente la frecuencia cardiaca es regular y los latidos se producen con normalidad, con la única diferencia de que suceden a un ritmo superior a la normal.

Aunque es muy poco frecuente, unas pocas personas tienen una taquicardia sinusal inapropiada, en la que el corazón se acelera de forma exagerada comparado con el estímulo recibido (ejercicio, estrés, etc).

¿Por qué tengo taquicardia sinusal?

Como explicaba antes, lo más habitual en el caso de una taquicardia sinusal es que la causa de la alteración no proceda del corazón, sino de una respuesta a un estímulo.

  1. El caso más conocido es sin duda el ejercicio físico. Cuando hacemos deporte o tenemos que hacer un esfuerzo tal como subir escaleras, la frecuencia del corazón acelera para compensar.
  2. También pueden aumentar los latidos si estamos en un entorno con menos proporción de oxígeno en el aire, es decir en altura.
  3. Luego están las sustancias que pueden influir sobre la frecuencia cardiaca, como la cafeína, el alcohol, u otros excitantes como la cocaína. La cafeína está presente no solo en el café, sino también en el chocolate, o la Coca Cola, por lo que no siempre nos damos cuenta de su consumo.
  4. Otra causa muy habitual son las alteraciones psicológicas, desde la excitación hasta el miedo pasando por la ansiedad. De hecho, la taquicardia suele ser uno de los síntomas más frecuentes de personas que sufren ansiedad.

Sin embargo, en ocasiones la taquicardia sinusal tiene otras causas relacionadas con enfermedades como la anemia, el hipertiroidismo o una insuficiencia cardiaca.

¿Qué hacer en caso de taquicardia sinusal?

Como ya comenté antes, en caso de duda, siempre es mejor acudir a tu médico de confianza, que podrá descartar las patologías más graves y ayudarte a identificar la causa. También te podrá mandar al cardiólogo para un análisis más profundizado.

Pero también puedes comprobar si la taquicardia que tienes es persistente o si solo aparece en momentos concretos. En ese último caso, puedes procurar identificar si hay una causa, como por ejemplo la toma de cafeína, y probar a reducir o eliminar su consumo para ver si tiene efecto. En el caso del estrés o de la ansiedad, puedes hacer ejercicios de relajación.

Y si ves que el problema persiste, entonces es muy recomendable acudir al médico para un examen y una opinión profesional.

Los otros tipos de taquicardias

  • Síndrome de taquicardia postural ortostática. Es una condición rara en la que, cuando se pasa de estar acostado a levantarse, se producen taquicardia y una disminución de la presión arterial. La intolerancia ortostática provoca mareos, desmayos, y otros síntomas que pueden ser muy debilitantes e incapacitantes.
  • Taquicardia de la unión, o enfermedad de Bouveret. Su origen no viene ni de las aurículas ni de los ventrículos del corazón, sino del nodo sinusal. Se manifiesta por la aceleración del ritmo cardíaco, con palpitaciones bruscas al principio y al final, y afecta principalmente a los adultos jóvenes.
  • Taquicardia ventricular. Se trata de un trastorno del ritmo cardíaco causado por señales eléctricas anormales en los ventrículos (cámaras inferiores del corazón). En lugar de tener unos latidos regulares, son caóticos, lo que impide que las cámaras del corazón se llenen adecuadamente de sangre. Como resultado, el corazón puede no ser capaz de bombear suficiente sangre al cuerpo y los pulmones.
  • Taquicardia auricular. Se trata de un tipo de taquicardia supraventricular. Es bastante común. Puede provocar una sensación de palpitaciones fuertes o latidos cardíacos acelerados, aturdimiento, mareos y desmayos. Puede ocurrir a personas que tuvieron una cirugía cardíaca o que están embarazadas. También se puede desencadenar por infecciones, medicamentos, estimulantes o alcohol.

Resumiendo: ¿Por qué tengo taquicardia?

La mayoría de las personas puede tener en algún momento una taquicardia sinusal provocada por el ejercicio, la toma de sustancias excitantes, el estrés o la ansiedad. En esos casos, los síntomas desaparecen una vez que se haya resuelto la causa.

Sin embargo, también hay dolencias que requieren de una atención médica, por lo que tampoco se puede descartar cualquier taquicardia como benigna. Si ves que los síntomas persisten, o tienes más síntomas a parte de una mayor frecuencia cardiaca (mareos, etc), acude a tu médico para un diagnóstico.

¡Compartir es vivir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.