¿Sirve de algo la aplicación Radar Covid?

aplicacion radar covidEra una de las grandes esperanzas en la lucha por la detección temprana de casos de coronavirus, pero lo cierto es que, tras la comunicación inicial, no se ha escuchado hablar mucho de ella. Hoy vamos a intentar entender si sirve de algo la aplicación Radar Covid, basándonos en los pocos datos disponibles sobre la misma. Es bastante difícil sacar conclusiones por la falta de información, pero lo poco que se sabe no es muy alentador.

¿Qué es la aplicación Radar Covid?

El modelo asiático

En China y Corea, cuando empezó la pandemia, se pusieron en marcha iniciativas tecnológicas para ayudar al rastreo.

En el país más poblado del mundo, existen muchas aplicaciones, según las provincias, que son en teoría de uso voluntario, pero que en realidad son casi obligatorias para entrar en cualquier edificio o establecimiento. Esas aplicaciones son muy intrusivas y rastrean en detalle los movimientos de los usuarios.

En Corea el sistema es menos intrusivo, y más voluntario, pero, igualmente, existe menor preocupación que en Europa sobre la protección de datos, especialmente para un caso de emergencia sanitaria.

Para saber más sobre esas aplicaciones de rastreo del covid, puedes leer este artículo de junio pasado, que explicaba bastante bien como funcionan.

La aplicación española

Después del ejemplo de los países asiáticos, en Europa cada país empezó a idear su propia aplicación. Fue una pena que, nuevamente, no hubiera más coordinación al nivel de la UE para crear una sola aplicación y ahorrar tiempo y dinero.

En España, se puso en marcha la aplicación en agosto de 2020, es decir 5 meses después del confinamiento. Y aquí tenemos un primer fallo: una respuesta muy lenta en tiempos de pandemia. Pero vayamos a como funciona la app de rastreo Radar Covid.

  1. Es de uso totalmente voluntario y anónimo. Los usuarios pueden bajar la aplicación, y luego solo tienen que activar el rastreo, manteniendo abierta la conexión bluetooth. La app registra durante 15 días los contactos con otros dispositivos que tienen activado Radar Covid. Como contacto de riesgo se cuentan las conexiones de más de 15 minutos.
  2. Para declarar un caso positivo, hace falta indicar un código oficial, que viene normalmente con la PCR positiva. Una vez introducido el código en la app, se supone que los contactos de riesgo reciben una notificación, avisándoles de que deberían hacerse la prueba.

¿Por qué es una buena idea disponer de una aplicación de rastreo como Radar Covid?

En caso de brote, los rastreadores no dan abasto, y muchos de los contactos directos de los contagiados no son contactados. Además, incluso contando con que hubiese suficientes rastreadores, hay dos grandes limitaciones al hacer un seguimiento manual.

  • Los pacientes no siempre van a recordar a todas las personas con quien han estado en contacto en los últimos 14 días.
  • El seguimiento manual nunca toma en cuenta los contactos desconocidos, como una persona que estaba en la mesa de al lado en el bar, o el viajero del asiento contiguo en el tren.

Para esos casos, es muy positivo poder contar con una aplicación que detecta de manera automática los contactos de riesgos.

Los límites teóricos de la aplicación de rastreo

Es muy importante darse cuenta que una app de rastreo como Radar Covid no tiene como propósito detectar todos los casos de todas las personas. Es una herramienta más en la prevención de la propagación de la enfermedad. Veamos algunas de las limitaciones que tiene el sistema.

  • Primero, se trata de una app que los usuarios se bajan voluntariamente. Por lo tanto, depende en buena parte de la colaboración ciudadana. Por supuesto, las autoridades sanitarias deben promover el servicio, pero al final la participación es libre.
  • Luego, como es necesario tener el bluetooth encendido todo el tiempo, es posible que muchos usuarios desactiven la aplicación Radar Covid para ahorrar batería. El bluetooth no consume tanta energía como tener activados los datos, pero tenerlo activado puede reducir la duración de la batería un 5% aproximadamente.
  • Además, obviamente, tienes que tener el móvil contigo en todo momento. Aunque creo que esa condición la cumplimos casi todos.
  • Finalmente, incluso suponiendo que todo el mundo tuviese instalada y activada la app, como hemos explicado antes, solo detecta como casos de riesgo las conexiones de más de 15 minutos. Puede haber contagios más rápidos, evidentemente. Pero bajar el tiempo implicaría generar demasiadas falsas alarmas.

¿Sirve de algo la app Radar Covid?

¿Ha servido de algo hasta ahora?

Lo cierto es que no mucho. Entre que se puso en marcha muy tarde, y que luego cada comunidad autónoma podía activarla o no, la implementación ha sido muy tardía. Por ejemplo, Madrid y Cataluña no la llegaron a activar hasta octubre de 2020.

Las cifras que da la propia aplicación son desalentadoras.

El número de descargas fue notable. A día de redacción de este artículo (07/02/21), se habían hecho casi 7 millones de descargas (6.918.410). Eso es un 14,6% de la población española total, y por lo tanto un porcentaje más alto de los usuarios de móviles. Aunque no se sabe cuántos usuarios la tienen activada realmente.

Pero luego, la propia app indica que se han declarado solamente 46.098 casos positivos desde el 19/08/20, y eso es solo un 1,8% de todos los casos que se han registrado desde esa fecha (2.571.123). Demasiado pocos para hacer una diferencia.

Desconozco si hay datos sobre cuantas personas han sido alertadas y se han hecho una prueba tras recibir el aviso.

¿Por qué no hay más uso de la app?

En mi opinión, se debe principalmente a dos elementos: una mala estrategia de comunicación, y una falta de coordinación entre las comunidades autónomas.

Empiezo por la mala estrategia de comunicación. Se habló muchísimo de la app, incluso se permitió a los usuarios que la descargaran, mucho antes de que estuviera disponible. Creo que hubiera sido más lógico esperarse a que estuviese funcionando para promocionar las descargas. Porque luego la comunicación sobre el tema fue menor.

Luego, la coordinación entre las comunidades autónomas fue muy mala. Pasaron más de tres meses entre la activación en las primeras regiones y las últimas. De nuevo, mucha lentitud y eso fue muy perjudicial para convencer a las personas de instalarla.

Por eso creo que mucha gente se bajó la app, para luego desinstalarla, y otros muchos se esperaron a que su CCAA la activase, y luego perdieron el interés y nunca la instalaron. Sería interesante saber cuántas de los 7 millones de descargas están realmente activas.

Luego, es posible que a muchas personas no les guste la idea de comunicar su positivo mediante la app. Quiero decir, que quizás una parte significativa de las personas que tiene la app instalada y activada no ha querido publicar su positivo, pese a que es totalmente anónimo.

¿Puede servir en el futuro?

A pesar de que la campaña de vacunación esté avanzando, no se puede bajar la guardia con el virus. Porque tardaremos muchos meses en tener vacunada a toda la población. Y porque siempre existe el riesgo de que las mutaciones hagan aparecer variantes que inutilicen parcial u totalmente la eficacia de la vacuna.

Por lo tanto, creo que merecería la pena volver a comunicar con fuerza sobre la aplicación, y promover su uso. El coste económico ya es mínimo, puesto que está desarrollada la app de rastreo y se han organizado las CCAA para aprovecharla.

No dudes en bajártela si no lo has hecho todavía: web oficial de la aplicación

¡Vivir es compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Enter Captcha Here :