Verdades y mentiras sobre el coronavirus: mi punto de vista

verdades y mentiras coronavirusYa llevamos meses inmersos en la pandemia, y pese a que cada vez hay más información sobre el virus, todavía hay muchas cosas desconocidas. Y es normal, la investigación científica toma su tiempo. Pero, aún así, se conocen muchas cosas sobre el virus, y está claro que hay mucha desinformación, voluntaria o involuntaria. Para repasar las verdades y mentiras sobre el coronavirus, me ha parecido interesante hacer un artículo sobre el tema.

¿Cuántas personas han tenido el virus en España?

Está claro que durante la primera fase de la pandemia no se hacían suficientes tests. Los datos oficiales hablaban de unos 260.000 o 300.000 casos positivos, según si te contaban solo las PCR o también otros tipos de tests.

En Junio, se publicaron los resultados de un estudio de prevalencia del virus en la población, que involucró a más de 68.000 personas. Se detectó que un 5,2% de los residentes en España habían contraído el virus. Eso significaría aproximadamente unos 2,44 millones de casos en la primera fase de la pandemia (enero-junio), es decir casi 10 veces más que los datos oficiales.

Dentro del 5,2% que se estiman que tuvieron contacto con el virus, se estima aproximadamente un 30% de asintomáticos.

¿Cuántas personas han muerto por covid?

El dato oficial habla de unas 28.000 personas, pero varios estudios de exceso de mortalidad, como el que realiza el INE, o el Instituto Carlos III, indican un número más cercano a los 44.000 fallecidos.

No necesariamente todas esas personas han muerto por la covid, es posible que algunas personas hayan muerto por falta de atención médica por el colapso de los hospitales. Pero, al final, todo el exceso de muertes está relacionado con la pandemia. La curva estadística del exceso es coherente con las curvas de contagio y los datos oficiales de fallecidos.

Mortalidad por Covid

Si nos basamos en ambas estimaciones, con toda la prudencia respecto a esos datos, nos encontramos con una mortalidad media del 1,8%, que es una cifra bastante alta. Podría ser que en realidad hubiese más asintomáticos que los detectados por el estudio, por lo que la mortalidad bajaría un poco, pero aún así seguiría muy por encima de otras enfermedades como la gripe. Sería unas 10 o 20 veces más mortal.

¿Son fiables las pruebas PCR y los tests de anticuerpos?

Son herramientas, y como tales, tienen un uso y unas limitaciones.

¿Es fiable la PCR?

La PCR es muy fiable durante los primeros días de contagio. Detecta cadenas del ARN del virus en el cuerpo del paciente. No suele dar falsos positivos, al contrario de que muchas personas afirman por allí. Puede dar falsos negativos, si el paciente acaba de contagiarse y tiene aún una carga viral pequeña. Cuando ya van pasando los días, ya no quedan restos del virus en el cuerpo, y la PCR sale negativa. Sirve para saber si una persona ya no es contagiosa. Pero no sirve para saber si alguien tuvo el virus en algún momento.

¿Son fiables los tests de anticuerpos?

Cuando una persona ha tenido el virus, genera unos anticuerpos, primeros los IgG y luego los IgM. La concentración de esos anticuerpos en sangre va aumentando durante unas semanas, y luego baja. Los igM aparecen más tarde y se quedan más semanas que los IgG. El test de anticuerpos permite saber si una persona ha estado en contacto con el virus gracias si tiene esos anticuerpos.

Eso sí, el análisis tiene varios problemas. Se pueden generar falsos positivos, ya que esos anticuerpos pueden aparecer por otro tipo de infección. Y, como su concentración baja con el tiempo, es posible que una persona que haya tenido el virus hace varios meses tenga un resultado negativo. Quizás tenga anticuerpos aún, pero en una proporción que no se detecta.

¿Hay muchos asintomáticos?

Como vimos antes, el estudio de prevalencia identificaba aproximadamente un 30% de asintomáticos. En los brotes recientes, las pruebas de PCR han detectado hasta un 60% de esos casos asintomáticos.

¿Cuál de las dos cifras es la correcta? Probablemente el porcentaje es algo intermedio. Te explico por qué.

En los brotes recientes, se hacen pruebas PCR a los contactos de los contagiados. En toda lógica, se trata de personas que, si se contagiaron, lo hicieron hace poco tiempo. Por lo tanto, los asintomáticos quizás no sean asintomáticos, sino simplemente personas que aún no tienen síntomas, es decir presintomáticas. No es lo mismo. De allí que la cifra del 60% probablemente sea exagerada.

Por otro lado, en el estudio de prevalencia, es posible que algunos asintomáticos hayan tenido un caso tan leve que los anticuerpos no se noten, especialmente muchas semanas después. Por lo que la cifra del 30% podría ser infravalorada.

No sé si la cifra real es un 40 o un 50%, pero es probable que por allí ande.

¿Habrá vacuna y será eficiente?

Las vacunas en desarrollo

Probablemente sea la primera vez en la historia que tantos proyectos de vacuna se desarrollan de forma simultánea. Muchos ya están en la fase de prueba. Algunos tienen resultados prometedores.

Pero no se puede saber si alguna de las vacunas será realmente eficiente. Para saberlo, se necesita tiempo. La única forma de saber si una vacuna sigue protegiendo a la gente tras un año o dos es que transcurra ese tiempo de prueba, para medir sus efectos. Ahora, las primeras vacunas tienen como mucho unos meses de histórico. No hay datos suficientes para saber si protegen a medio o largo plazo.

Las mutaciones del virus

Según Worldometer, más de 18 millones de personas se han contagiado en el mundo. En realidad, es probable que la cifra sea muy superior. El caso es que el virus ya está por todas partes, replicándose sin parar, y mutando en el camino. Ya se han identificado cepas diferentes.

El problema es que las mutaciones podrían hacer que la vacuna no sea eficiente por mucho tiempo, ni para todos. En el caso de la gripe, la eficacia varía cada año, y es necesario hacer una nueva todos los años.

Posibles escenarios

  • Escenario muy pesimista. Ninguna vacuna es realmente eficiente. Nos vemos obligados a mantener las mascarillas, la distancia y la detección temprana de casos para contener el virus.
  • Escenario medio. Las vacunas funcionan con una eficacia similar a las de la gripe. Se vacuna a la población de riesgo, pero algunos años la mortalidad podrá ser significativa.
  • Escenario optimista. Una vacuna funciona a largo plazo, y se consigue erradicar el virus completamente.

El segundo escenario parece el más probable, pero no se puede descartar aún ninguna opción.

Verdades y mentiras sobre el coronavirus: información y desinformación

Teorías de la conspiración

Cada vez veo más personas que dicen que el virus no es tan peligroso. Que todo eso se exagera mucho, que se detectan muchos casos, pero casi no hay hospitalizaciones, que la gente no murió tanto por el Covid sino por otros motivos, que las pruebas PCR dan muchos falsos positivos, etc… Algunas van hasta afirmar que es un experimento de control de masas.

¿Se detectan muchos casos y hay menos hospitalizaciones y muertes?

Sí, pero no es porque el virus sea más flojo. Es porque antes se detectaba solo uno de cada 10 casos y ahora se detectan muchos. 3.000 casos diarios de ahora son como 300 al principio de la epidemia.

Además, las hospitalizaciones y las muertes están aumentando mucho últimamente. Sigue habiendo muchas complicaciones y muertes.

¿La gente murió por otras causas?

La gente más débil, con enfermedades graves o muy mayor, tiene más riesgo de morir del coronavirus, claro. Pero no murieron por otras causas. Basta ver los datos de exceso de mortalidad. Sin la Covid, no se hubiese muerto tanta gente. 44.000 personas han muerto por la pandemia, punto.

¿Los tests PCR dan muchos falsos positivos?

Falso. De hecho, es más probable que den falsos negativos a gente que tiene poca carga viral.

¿Las mascarillas no sirven y son peligrosas?

Mentira. Si usas la misma mascarilla durante mucho tiempo, puedes tener problemas con bacterias, o problemas de piel. Pero las mascarillas son muy eficaces para prevenir la transmisión del virus. Si una persona contagiada lleva mascarilla, se reduce mucho el riesgo de contagiar a los demás.

¿Es un experimento de control de masas?

Es un argumento ridículo. La Pandemia está en todo el mundo. Todos los gobiernos han tomado medidas. Desde las democracias más asentadas hasta las dictaduras. Y lo han hecho porque el virus es una amenaza real, que ha matado ya al menos 700.000 personas, probablemente mucho más, ya que en muchos países los datos están infravalorados, como indican estudios de exceso de mortalidad.

¿Es todo un plan de las farmacéuticas?

¿Por qué la industria que más vidas ha salvado siempre se acusa de los peores males? Claro, Apple o Amazon son hermanitas de la caridad, pero Pfizer o Astra Zeneca son malévolas.

Las empresas tienen como objetivo ganar dinero, está claro. ¿Pero cómo puede una persona pensar que una industria como la farmacéutica tendría el poder de provocar el caos mundial solo para vender una nueva vacuna? ¿Todas las otras multinacionales, la mayoría muy perjudicadas por la situación, lo iban a permitir?

¿Todos los médicos están en el ajo?

Ridículo. Los autoproclamados rebeldes, como el grupo de “médicos por la verdad” no son muy creíbles. Son ultraminoritarios, sus argumentos no se sostienen, y por lo general, son personas muy adeptas de la medicina alternativa seudocientífica, como homeopatía y similares.

¿Por qué la gente se cree las teorías de la conspiración?

Porque la mente humana es más propensa a aceptar explicaciones excepcionales para situaciones excepcionales. Que un virus haya saltado del murciélago al humano y mate cientos de miles de personas no suena bien. Mejor creer que todo es una conspiración.

Si disparan a un presidente y no muere, como Reagan, casi no hay teorías conspirativas. Si muere, como Kennedy, entonces hay cientos, y hasta películas.

El desastre de gestión

¿Se gestionó bien la pandemia en España?

No. Fue una gestión muy criticable. Se negó el peligro pese a las múltiples informaciones disponibles y los avisos de la OMS. Se podría haber actuado mucho antes. Y con anticipar el confinamiento solo una semana se podría haber salvado miles de vidas, por el crecimiento exponencial de la epidemia.

A partir del confinamiento, las cosas mejoraron, aunque se tardó mucho en tomar medidas para que la gente llevara mascarillas.

A día de hoy, se sabe que muchos brotes se producen en discotecas y, sin embargo, no se ha tomado la decisión de cerrarlas. En Italia no volvieron a abrir, y casualmente tienen mucho menos rebrotes. No es la única causa, pero es una de las principales.

¿Qué es mejor? ¿Cerrar una actividad durante unos meses o provocar un rebrote grande que obligue a volver a cerrar muchos más negocios? A veces parece que falta visión a largo plazo, igual que ocurrió en marzo.

Los datos estadísticos

El seguimiento estadístico de la pandemia en España deja mucho que desear.

  • No se ha querido reconocer el número real de muertes, a pesar de tener varios estudios de organismos oficiales al respecto. En países como Francia o Alemania, el exceso de muerte encaja con los datos oficiales. En otros países, como UK o Estados Unidos, la cifra oficial se ha infravalorado.
  • Se ha cambiado la metodología sobre la marcha, a menudo sin volver a publicar históricos.
  • Hay días que los datos se publican incompletos, porque “alguna CCAA no ha cargado los datos a tiempo”, eso tras 6 meses de pandemia. Ocurrió por ejemplo el 3 de agosto, hace 2 días.
  • Se comunica sobre una cifra de contagios diagnosticados en las últimas 24h que no incluye la mitad de los casos nuevos. Eso porque si no se comunican a tiempo, no se pasan al dato del día siguiente, sino al total acumulado. Por ese motivo, organismos internacionales no usan el dato diario de España, sino la diferencia entre los acumulados.

Mala gestión no significa que no haya peligro

Todo lo que he dicho sobre la mala gestión de la pandemia y los problemas estadísticos no significa que los conspiracionistas tengan razón. Tampoco significa que esté a favor o en contra de uno u otro partido político. Gestionar una pandemia no va de izquierdas o derechas. Va de gestión, sentido común y decisiones rápidas y acertadas.

Es mejor para todos atajar una pandemia cuanto antes. Salva vidas y el impacto económico es menor. En una crisis global como esa, el coste humano y económico no va a ser cero. Y más para una economía con mucho turismo exterior como la española. Pero hay mucha diferencia entre hacer las cosas bien y hacerlas mal.

Pero para solucionar el problema, todos tenemos que saber la verdad. No escuchar teorías conspirativas. Tener acceso a datos fiables. Tener decisiones más rápidas y contundentes que atajen las situaciones.

Así es más fácil que cada uno cumpla con su cometido.

Y eso es lo que quería comentar sobre las verdades y mentiras sobre el coronavirus.

¡Vivir es compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *