¿Qué es lo más importante: el aspecto o la personalidad?

físico o personalidadCuando estás buscando una pareja, hay dos tipos de elementos que hacen que puedas sentirte atraído por una persona: su aspecto y su personalidad. Pero, ¿Cuál de esos dos elementos es lo más importante? Sin duda la compatibilidad de caracteres es fundamental para el éxito a largo plazo, pero es difícil concebir que exista una pareja si no hay atracción física. Veamos la importancia relativa de cada cosa.

La apariencia es lo primero que ves de una persona

Salvo muy raras excepciones, cuando conoces a una persona nueva, su aspecto es lo primero que vas a ver. ¿Cómo definir el aspecto? Quizás se pueda resumir como el conjunto entre las características físicas de una persona (rasgos, fisionomía), su estilo (ropa, corte de pelo) y su forma de moverse. Normalmente, no hace falta mucho tiempo para que nos guste o nos disguste una persona, con una gran variedad de grados.

El aspecto físico de una persona muchas veces condiciona nuestra opinión, de tal manera a que tenderemos a atribuir más cualidades a una persona que nos parece atractiva que las que tenga. Nuestro cerebro nos engaña un poco y es más benevolente, hasta cierto punto.

Esta predisposición a juzgar a las personas sobre su físico es uno de los motivos por los cuáles nos vestimos mejor para una entrevista de trabajo, para una primera cita o para un evento especial. Queremos dar una buena impresión, y sabemos que cuidar nuestro aspecto ayuda mucho.

La personalidad hace que una relación pueda seguir adelante

A medida que va pasando el tiempo y que tenemos más oportunidades de conocer a una persona, nos vamos dando cuenta de más cosas. Inconsciente o conscientemente, nos vamos fijando en lo que nos gusta de esta persona desde el punto de vista de la personalidad, y más generalmente de sus opiniones, creencias, o costumbres.

Por este motivo podemos no profundizar una relación con una persona que nos parece físicamente atractiva. Hay personas que por muy agradables que sean físicamente, no nos interesan ni siquiera como amigos. Al contrario, no es raro que vayamos fortaleciendo nuestras interacciones con una persona que no nos atrae mucho físicamente, pero cuya personalidad y gustos encajan con los nuestros.

¿Personalidad o físico?

Si el objetivo es tener una relación de pareja satisfactoria a largo plazo, sin duda lo más importante es la compatibilidad entre nuestra personalidad y la de la otra persona. No garantiza la duración de la relación en el tiempo. Influyen muchos más aspectos. Sin embargo esa compatibilidad de personalidades da más posibilidades de éxito a la pareja.

El problema con el aspecto es que nos acostumbramos. Puedes tener como pareja a la persona más atractiva del mundo, después de un tiempo la conocerás tan bien que dejarás de verla con el interés inicial. Sabrás sus defectos físicos, porque nadie es perfecto.  Pero sobre todo te darás cuenta de aquellas cosas de su personalidad que no te gustan. Si al principio la fase de enamoramiento te puede engañar, a largo plazo no es suficiente para tapar las diferencias esenciales.

Sin embargo, el aspecto físico tiene su importancia. Primero porque suele ser la motivación inicial para conocer más a una persona. En segundo lugar porque es fundamental sentir atracción física para poder tener una relación íntima satisfactoria. Aunque es cierto que la atracción también puede venir de aspectos mentales más que físicos. De hecho, muchas de las parejas que consiguen tener una vida sexual plena tras unos años lo hacen gracias a la imaginación y el juego. En eso el físico tiene poco que ver.

Artículos relacionados

¡Vivir es compartir!

4 pensamientos en “¿Qué es lo más importante: el aspecto o la personalidad?

  1. La belleza física es lo que nos engancha al inicio, pero lo que realmente buscamos todos es una conexión emocional profunda, que es una combinación de personalidad, valores y actitudes.Muy interesante tu post.Gracias!

    1. Depende, Gloria; hay mucha gente que no busca una conexión sentimental profunda, sino pasar el rato con alguien, nada más.

      Y, desde luego, creo que la combinación de valores, actitudes y personalidad no garantiza nada si no va acompañada de un aspecto que nos atraiga. Eso no quiere decir que sólo nos gusten los actores y las actrices de Hollywood; quiere decir que el amor también es cosa de sensaciones: la vista, el oído, etcétera.

  2. A mí me parece que el problema es separar ambas cosas: si conozco a una chica muy guapa sin una personalidad que me atraiga, probablemente sólo quiera acostarme con ella; si conozco a una chica cuya personalidad me gusta sin un aspecto que me atraiga, no podré enamorarme. Ambas cosas, la personalidad y el aspecto, son igual de importantes.

    Pero, vaya, me doy cuenta de que los guapos siempre salen ganando, porque con la chica guapa sin personalidad querré acostarme, pero no querré nada con la chica con personalidad pero sin un aspecto que me atraiga.

    Por supuesto, estoy hablando de mi forma de entender este asunto; quizá otros lo entiendan de diferente manera. Pero he sido sincero; creo que la gente no suele serlo, y quitan mucha importancia al aspecto. El aspecto es muy relevante.

    Además, creo que el éxito de una relación a largo plazo, al menos para según qué personas, también depende mucho del aspecto. Y cada vez dependerá más, porque vivimos en un mundo en que hay imágenes de perfección y belleza hasta en el suelo que pisamos; eso influye mucho en la mayoría de la gente. A ello hay que añadir que, hoy, las relaciones son cada vez más breves y que los miembros de una pareja aguantan cada vez menos; basta una discusión por cualquier cosa para dar por terminada una relación. Las ideas de libertad e independencia, tan necesarias, se han malinterpretado y han degenerado en egoísmo y narcisismo, al menos en el caso de una gran cantidad de personas.

    Es decir, que cada día va a ser más difícil encontrar pareja y casi imposible tener relaciones que duren en el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *