Como aprovechar el verano de una manera productiva

como aprovechar el veranoEl verano suele ser sinónimo de vacaciones, y, por lo tanto, de tiempo libre. Puede ser un momento perfecto para hacer cosas productivas, al mismo tiempo que desconectar de la rutina. Hoy te propongo unas pistas para aprovechar el verano de una forma más fructífera y hacer que realmente sea un tiempo que cuente. Vamos a hablar de viajar, leer, empezar proyectos, y mucho más.

Viajar y descubrir

Sin duda las vacaciones son el momento perfecto para ir a descubrir nuevos lugares. Tienes la oportunidad de viajar a países inexplorados, a otras regiones, o incluso de conocer sitios que están muy cerca de ti pero que nunca habías visitado.

Pero, para realmente aprovechar el viaje, tendrás que procurar evitar dos errores habituales de nuestra vida moderna.

  • El primer error es la acumulación de experiencia. En su afán por sacar provecho a sus días, muchas personas se ponen a multiplicar las visitas en poco tiempo, sin tomar realmente el tiempo de disfrutar el momento. Si vas a otro país, no se trata de correr de un monumento a otro, sino de impregnarte de la cultura del sitio. Toma el tiempo de descubrir sitios menos turísticos e intenta ver las cosas como lo hacen los locales.
  • El segundo error es la dependencia de las redes sociales. Hoy en día, parece que para muchas personas tiene más importancia compartir una foto bonita en Instagram para recibir muchos likes que realmente disfrutar la vista.

Aprovechar el verano leyendo

¿No sueles leer? ¿No tienes tiempo el resto del año? ¡Dale una oportunidad al verano! Hay muchas ocasiones en las que puedes aprovechar para sumergirte en un buen libro. En la playa, bajo la sombra de un árbol en el parque, en tu balcón por la noche. Me parece que la combinación entre un entorno agradable y un buen libro es bastante difícil de batir.

La lectura tiene muchos beneficios. No solo es buena para tus aptitudes cognitivas, tu memoria y tu cultura. También es una actividad muy placentera, que te permite una gran libertad de imaginación. Te cuentan una historia, pero tú la visualizas, a diferencia de películas o series de televisión.

Concentrarte en un proyecto importante para ti

¿Sabes esas ideas de cambio que tienes durante el año y no haces por falta de tiempo? En verano, no hay excusas. Puedes aprovechar las vacaciones para ponerte en serio con tus proyectos. Si te parece un comentario muy general, es porque cada persona puede tener uno o varios proyectos muy diferentes en su esencia.

A lo mejor quieres hacer una pequeña reforma en casa por tus propios medios. O tienes una idea para un libro, pero nunca escribiste ni una sola línea. O has pensado en la posibilidad de empezar un negocio. Lo ves, pueden ser temáticas muy diferentes, pero el punto en común es que con las vacaciones de verano tienes la oportunidad de ponerte en serio con ello.

Reflexionar sobre tu vida personal y profesional

¿Cuánto hace que funcionas en piloto automático para algunas partes importantes de tu vida? Vas al trabajo, y pese a que algunas cosas no te gusten, nunca tomaste el tiempo de pensar en tu carrera. Y en tu vida personal, te das cuenta que quizás deberías cambiar algunos aspectos, de salud, alimentación, deporte, o incluso de relaciones con los demás, pero tampoco te has parado a pensar en ello.

Hazlo. Pregúntate si hay cosas que podrías hacer mejor, u de otra forma, en todos los aspectos importantes de tu vida. Ponte a pensar en ello. Sin prisa, sin obligaciones de tomar ninguna decisión ni de tomar acciones. Simplemente planteártelo. Es un buen ejercicio para conocerte mejor, y para identificar cosas que podrían hacerte más feliz en tu vida.

Cuidar tu familia y tu pareja

Quizás durante el año no hayas podido darles la atención que querías a tu pareja y a tu familia en general. El verano y las vacaciones son un buen momento para aprovechar el tiempo y demostrarles que te importan.

¡No me malinterpretes! No se trata de compensar a tus seres queridos por un año de descuido para volver a hacer lo mismo en cuento se acaben las vacaciones. No, se trata de reconectar con ellos, aprovechar el tiempo libre, y tomar decisiones para evitar alejarte cuando se termine el verano.

Mantenerte activo

El verano es un buen momento para hacer deporte y disfrutar de una actividad física. Tienes más tiempo y más opciones. Desde nadar hasta irte de senderismo pasando por la bici, el pádel, y cualquier otro deporte que te guste.

Si habitualmente practicas diariamente una actividad física moderada, no te costará nada seguir en verano. Y si sueles tener un comportamiento sedentario, entonces el verano es el momento perfecto para empezar a activarte.

Empezar a aprender un idioma o una materia especializada

Está claro que podría haberlo incluido en la sección sobre los proyectos personales, pero me parece que la formación merece su propio apartado. Aprender es divertido, y también es muy útil. En el caso de los idiomas, teniendo en cuenta que vivimos en un mundo globalizado, conseguir dominar una nueva lengua es una ventaja muy grande.

Pero también te puedes especializar en una materia concreta, especialmente cuando es algo relacionado con el trabajo. El mundo empresarial es cada vez más complejo, y se requieren perfiles más especializados en algunas disciplinas. Esos profesionales luego tienen muy buenas opciones laborales, si escogen materias compatibles con la demanda en el mercado.

Aprovechar el verano para dejar malos hábitos

Durante las vacaciones se cambian algunas costumbres, lo que hace más factible dejar algunos malos hábitos. Por ejemplo, puede ser un buen momento para dejar de fumar, beber menos alcohol o empezar a cuidar la comida dejando de comer productos de alimentación poco sanos.

En el caso del tabaco, el hecho de no tener las rutinas habituales que normalmente asocias con fumar un cigarrillo, hace un poco más fácil dejar la adicción. Y cuando hayan pasado algunas semanas, aunque vuelvas a esas rutinas, ya llevarás un tiempo sin fumar y tendrás más opciones de no recaer.

 

¿Cómo piensas aprovechar el verano? Puedes compartir tus ideas en la sección de comentarios.

¡Compartir es vivir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *