Salud femenina: hábitos saludables a partir de los 30 años

salud femeninaMantenerse en forma cada vez cuesta más trabajo, por lo que adquirir una rutina e ir incorporando hábitos saludables a tu día a día es fundamental. Con más razón si ya has rebasado la barrera de los 30 años, una edad en la que todavía eres joven, pero en la que las obligaciones profesionales y familiares empiezan a restarte mucho tiempo, y los cambios que empiezan a producirse en tu cuerpo tampoco facilitan la tarea.

Para conseguir llevar una vida sana que te permita controlar el sueño, la ansiedad o cualquiera de los problemas que suelen aparecer en esta época de tu vida, vamos a proponerte una serie de consejos que te ayudarán a conseguir una salud y un estado físico y mental mejores, desde cuidar las horas de sueño hasta contratar un seguro de salud privado como el que Elma pone a tu disposición.

Hábitos saludables que no debes olvidar

Contrarrestar los constantes cambios que se producen en tu cuerpo no es una tarea sencilla, pero si consigues acostumbrarte a seguir algunas rutinas, lograrás cumplir tus objetivos y alcanzar un estado más que satisfactorio.

Haz ejercicio

Cuando cumples los 30, el metabolismo de tu cuerpo cambia, ya que empiezas a quemar menos calorías y a perder masa muscular. Hacer ejercicio es una buena forma de combatir los efectos adversos de la edad, y te ayudará a permanecer activa para encarar la jornada laboral repleta de energía. Además, el deporte y la actividad física también te ayudarán a librarte del estrés y mantener tu mente en calma y serenidad.

Aprovecha al máximo los periodos de descanso

Para poder estar a tope cada día es muy importante descansar al máximo. Cuidar tus horas y hábitos de sueño es fundamental, ya que cada vez te costará más levantarte con la misma energía si no has descansado lo suficiente.

Bebe mucha agua

A medida que vas cumpliendo años, la hidratación se vuelve primordial. Tienes que beber una buena cantidad de agua diariamente, si es posible un mínimo de 2 litros al día. Beber agua ayudará a que tu organismo elimine impurezas y toxinas, lo que te permitirá mejorar considerablemente el estado físico de tu cuerpo.

Haz realidad tus sueños

Aunque suene a tópico, afrontar los sueños y esperanzas vitales que posees te resultará de gran ayuda. Empezar a planificar cómo conseguir tus objetivos y llevarlos a cabo es un estímulo vital considerable, que te llenará de pensamientos positivos y te aportará una energía básica para hacer frente a los quehaceres de tu vida cotidiana.

Concédete algún capricho

Tu trabajo requiere mucho tiempo y esfuerzo, y darte alguna alegría con el dinero que ganas gracias a tu sacrificio personal es una excelente forma de mantener la motivación. Ir de compras, hacer un viaje o cenar en el restaurante de moda te ayudará a visualizar que todo el esfuerzo que realizas tiene su recompensa.

Si quieres ser madre, planifícalo

Aunque al cumplir los 30 las probabilidades de ser madre son casi idénticas a las que tenías cuando todavía no habías cambiado de década, a medida que te acercas a los 40 estas disminuyen cada vez más. Así mismo, también es más probable que puedan surgir complicaciones durante el embarazo. Por lo tanto, si tus circunstancias te permiten la posibilidad de ser madre, aprovéchalas cuanto antes.

Además de seguir las recomendaciones que acabamos de proporcionarte, para conseguir los objetivos de salud que te has marcado existen algunas opciones que te garantizarán un extra de bienestar y calma. Por ejemplo, contratar un seguro privado de salud es una alternativa muy interesante con la que podrás asegurar tanto tu tranquilidad como la de tu familia.

Si se te ocurren algunos hábitos saludables que añadir a la lista, ¡no dudes en aportar tus comentarios! 

 

¡Vivir es compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *