Consejos para no coger peso durante las fiestas

no coger peso durante las fiestasHace unos meses publicamos en el blog un artículo con consejos para adelgazar después de las Navidades. Pero, lo cierto es que es mucho mejor evitar engordar durante esa época del año. Así que viene bien recordar algunas recomendaciones, la mayoría de sentido común. Porque las festividades navideñas suelen venir acompañadas de comidas deliciosas y tentadoras, lo que puede dificultar mantener un peso estable. Aquí tienes algunos consejos para evitar coger peso durante las fiestas navideñas.

Fomenta que haya platos saludables

Si eres el anfitrión, incluye opciones más saludables en el menú como ensaladas, vegetales al vapor o frutas frescas. Si vas a comer en casa de otra persona, normalmente será algún familiar, así que puedes abogar para que haya alguna alternativa sana, si es posible. No se trata de impedir que los demás pueda comer lo que quieran, sino que tú puedas comer algo sano.

Equilibra tu alimentación

Si sabes que en la cena tendrás pocas posibilidades de comer sano, procura que en la comida anterior y la siguiente puedas incluir alimentos saludables como verduras, proteínas magras y opciones más ligeras. De esta manera, mantendrás un equilibrio en tu dieta. Pero recuerda que una comida sana no es carta blanca para cenar cosas poco saludables.

Controla las porciones

Se entiende que la Navidad es un momento muy especial del año, y es normal que quieras disfrutar de tus comidas favoritas. Pero debes tratar de controlar las cantidades. Servirte porciones más pequeñas te permite disfrutar sin excederte. De hecho, si comes más lento, podrás degustar cada plato sin pasarte en las cantidades.

Para controlarte, puedes intentar la estrategia de indulgencia controlada. Si te encanta algún plato en particular, disfrútalo con moderación. No te prives de tus alimentos favoritos, pero sí que deberías ser consciente de cuánto estás consumiendo.

No te saltes las comidas

Hay personas que piensan que es mejor saltarse alguna comida, o comer una cantidad mínima, para así hacer sitio para los excesos de las cenas y comidas navideñas. Pero es mala idea, porque luego el hambre te empuja a comer cantidades muy elevadas de comida poco sana, lo que se conoce como atracones. Comer pequeñas porciones durante el día te ayuda a mantener el metabolismo activo y a controlar el hambre. Y si luego estás lleno, no comerás más.

Bebe agua

Mantente hidratado. A veces, la sed se confunde con el hambre, así que beber agua puede ayudarte a controlar el apetito. También ayuda a comer menos cantidades. Además, deberías optar por el agua en lugar del alcohol. O, como mínimo, controlar el consumo que hagas de bebidas alcohólicas, porque suelen contener muchas calorías. Si tienes sed, bebe agua, no alcohol.

Mantén la actividad física

Puede ser complicado, por el frío y el tiempo pasado con la familia, pero es importante que procures mantenerte activo. Pasear después de las comidas, o realizar ejercicios cortos en casa pueden ayudar a contrarrestar el aumento de calorías. Intenta mantener tu rutina de ejercicio o incorpora actividades físicas a tus días festivos. Eso sí, no creas que por dar un paseo de media hora con la familia después de la comida habrás gastado las calorías ingeridas durante una comida excesiva.

Descansa adecuadamente

El sueño adecuado puede influir en tus hábitos alimenticios. Trata de dormir lo suficiente, ya que la falta de sueño puede aumentar el hambre y los antojos. Va muy relacionado con el consejo siguiente sobre los horarios. Es importante no acostarte muy lleno para dormir bien, y tampoco abusar de la bebida.

Mantén un horario regular

Trata de mantener un horario de comidas regular incluso durante las festividades, para evitar atracones o comer en exceso debido al hambre acumulada. Intenta que no se eternice la sobremesa, para luego poder ir a dormir en un horario decente.

Controla los postres

En las comidas y cenas típicas de la Navidad, es cierto que hay muchos postres tentadores, pero puedes optar por porciones más pequeñas, o versiones más saludables, como frutas frescas o postres con menos azúcar.

Controla el estrés

Aunque suele ser una época de vacaciones, las Navidades también vienen con su carga de obligaciones, relaciones personales y otras fuentes de preocupaciones. Pero, ten cuidado, porque el estrés puede llevar a comer en exceso. Tómate un tiempo para relajarte, meditar o hacer ejercicio para reducir el estrés y evitar comer emocionalmente.

Disfruta de las vacaciones

Todos esos consejos están para que seas más consciente de como actúas durante las Navidades. No se trata de aplicar restricciones drásticas ni de dejar de disfrutar. Simplemente ten en cuenta lo que comes, no bebas alcohol en exceso, y mantente activo, y así podrás minimizar la subida de peso durante el parón navideño. Si no caes en grandes excesos de comida y bebida, en dos semanas no tiene cambiar mucho tu peso.

 

¿Tienes algún truco para no coger peso durante las fiestas? ¡Compártelo en los comentarios!

¡Felices fiestas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *