Los beneficios de poner brócoli en tu alimentación

beneficios del brocoliNo es la verdura más querida de la cesta de la compra, pero el brócoli es un alimento muy interesante para que lo incluyas en tu dieta. Es especialmente positivo para tu salud, por lo que hoy te hablaré de los principales beneficios de comer brócoli, a ver si le das la oportunidad de tener un sitio en tus platos. Además, es una verdura muy poco calórica.

¿Qué es el brócoli?

El brócoli es una planta de la familia de las brasicáceas, al igual que la coliflor, el repollo o la col de Bruselas. De todas ellas, es más parecido a la coliflor, salvo por el color (verde en lugar de blanco). Es una planta que tiene muchas cabezas florales carnosas y comestibles en forma de árbol. El brócoli se puede consumir crudo, hervido o al vapor.

Aportación nutricional del brócoli

Se trata de un alimento muy poco calórico, ya que solo aporta unas 36 calorías para 100 gramos. Tiene pocos carbohidratos (6,9 g) proteína (2,9g) y grasas (0,4g). Sin embargo, contienen bastante fibra (2,5g).

Además, contiene muchas vitaminas C y K, es una buena fuente de vitaminas B2 y B9 y también aporta un poco de las vitaminas A, B5, B6 y E.

A esa lista de ingredientes hay que añadir otros elementos como el cobre, el hierro, el magnesio, el manganeso, el fósforo y el potasio, todos ellos en cantidades pequeñas.

Beneficios del brócoli para la salud

El primero de los beneficios para la salud que aporta el brócoli es que es una verdura, y como ya sabrás a estas alturas, muchos estudios han demostrado que un consumo regular de frutas y verduras disminuiría el riesgo de enfermedades cardiovasculares, de algunos cánceres y otras enfermedades crónicas.

Varios estudios parecen indicar que las brasicáceas (también llamadas crucíferas) podrían reducir el riesgo de padecer algunos cánceres. En concreto, en el caso del brócoli, parece que un consumo habitual (varias veces a la semana), podría estar relacionado con un menor riesgo de cáncer de colón, de estómago, de próstata e incluso de mama.

Las crucíferas, también se asocian con una menor concentración sanguínea de homocisteína, lo que tendría como efecto reducir riesgos de enfermedades cardiovasculares.

Además, parece que el brócoli contiene dos carotenoides llamados luteína y zeaxantina, que protegen los ojos y reducen el riesgo de degeneración macular y de catarata.

Finalmente, parece que el consumo de brasicáceas podría ralentizar el declive cognitivo en personas mayores.

Beneficios del brócoli para tu línea

Como comenté antes, el brócoli es una verdura con una aportación calórica baja y es una buena fuente de fibra. El resultado de eso es que es un alimento que sacia, pero no engorda. Incluir brócoli en tu dieta permite ingerir menos calorías sin pasar hambre.

Entiéndeme bien, no te estoy diciendo de comerte un plato de brócolis como comida principal, sino que vayas sustituyendo algunos de los alimentos menos sanos que consumes habitualmente por algunas porciones de brócoli. Como siempre, la idea es hacer un cambio paulatino hacia unos buenos hábitos alimentarios, para que luego vayas conservando esas buenas costumbres.

Algunos inconvenientes del brócoli

Primero hay que reconocer que tiene un sabor y una textura que no le gusta a todo el mundo. Pero, los gustos van evolucionando. Si te acostumbras a comer brócoli ocasionalmente, puede que acabes disfrutándolo.

Volviendo a la salud, se considera que un alto consumo de brócoli o de verduras de la misma familia puede impedir la absorción de iodo en el cuerpo, y entonces ser un riesgo para las personas con problemas de tiroides.

El brócoli contiene bastante vitamina K, que es conocida por ayudar en el proceso de coagulación. Por lo tanto, las personas que están tomando anticoagulantes deberían analizar con su médico el impacto de su consumo de brócoli.

En algunos casos, las personas que padecen el síndrome del intestino irritable pueden tener algunas incomodidades cuando consumen brócoli u otras brasicáceas.

 

Y eso es lo que te quería contar sobre los beneficios del brócoli. Si crees que hay más y que merecía la pena incluirlos en el artículo, no dudes en comentar.

 

Artículos relacionados:

¡Vivir es compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *