¿Qué es la técnica de trasplante capilar FUE y qué ventajas tiene?

técnica trasplante capilar FUELa evolución tecnológica permite poner al alcance de la mayoría de los hombres las soluciones más modernas contra la pérdida de pelo. Como la calvicie es un tema delicado para muchas personas, me ha parecido interesante hablar de la técnica de trasplante capilar FUE, que permite tener unos resultados muy naturales y duraderos.

¿Por qué el trasplante capilar?

La calvicie es uno de los problemas estéticos más comunes pasada cierta edad. Suele afectar más a hombres que a mujeres, especialmente porque los hombres tienden a perder pelo en zonas concretas (las famosas entradas), mientras las mujeres suelen sufrir una pérdida más homogénea, que se nota menos.

Para luchar contra los efectos estéticos de la pérdida de pelo, los hombres usan varias técnicas. En casos de calvicie leve, un peinado diferente puede esconder las entradas. En casos más acusados, algunos hombres optan por raparse completamente.

También hay medicamentos que permiten evitar la caída del cabello. Unos se aplican en el cuero cabelludo cada día, mientras otros vienen en forma de píldoras que hay que tomarse también a diario.

Pero para volver a tener pelo en las zonas ‘despobladas’, la única opción eficiente es el trasplante capilar. Básicamente, se extrae pelo de partes más densas (generalmente laterales y parte trasera de la cabeza). Luego se implanta en las zonas despobladas. Si el cirujano es bueno, la tasa de éxito es muy alta, y el pelo vuelve a crecer normalmente.

¿Qué es la técnica FUE?

El término FUE es un acrónimo que viene de las iniciales en inglés de Extracción de Unidad Folicular. Consiste en extraer cada folículo (que a su vez lleva entre 1 y 4 pelos), para luego volver a implantarlo en la zona deseada. Es una técnica ya muy habitual, puedes perfectamente encontrar una clínica que realiza el trasplante capilar FUE en Madrid o en cualquier ciudad grande.

En concreto, el cirujano extrae el folículo, que se clasifica en función del número de pelos que lleva. Durante la fase de extracción los folículos se van guardando en una solución especial a baja temperatura para que mantengan su vitalidad. Una vez terminada la extracción, se pasa a la implantación, en función del esquema diseñado por el cirujano. Se implantan los folículos uno a uno, eligiéndolos en función del número de pelos que llevan, para conseguir el resultado más natural posible. La operación se hace con anestesia local.

La técnica FUE se diferencia de un método más clásico llamado FUT o Trasplante de Unidad Folicular. En el FUT se extrae una tira de cuero cabelludo de una zona muy poblada, para luego ir sacando los folículos de la tira para posterior implantación en las zonas despobladas.

Ventajas e inconvenientes de la técnica FUE comparada con la técnica FUT

Solo hay dos inconvenientes en usar la técnica FUE: requiere más tiempo y como consecuencia es un poco más cara. Pero desde el punto de vista del procedimiento y del resultado final, la técnica de trasplante capilar FUE tiene muchas ventajas sobre la técnica FUT.

  • Al extraerse los folículos uno a uno, se hacen múltiples micro cortes en el cuero cabelludo, que no llegan al milímetro de grosor. Eso hace que sea un procedimiento indoloro y sin complicaciones. Esas pequeñas heridas se curan muy rápidamente y no duelen. A la semana el paciente ya está curado.
  • Además, al ser muy pequeños los cortes, dejan cicatrices tan pequeñas que no se aprecian y son virtualmente invisibles. El método FUT deja una cicatriz mayor y como el corte es más grande, puede generar más incomodidad y complicaciones en el post operatorio.
  • La técnica FUE permite además ir sacando folículos en varias zonas de la cabeza, sin limitarse a una en concreto, minimizando el impacto sobre las zonas pobladas de pelo.
  • Se puede realizar el trasplante en varias sesiones, poco a poco o en una sola sesión larga.

¿En qué situaciones se usa la técnica FUE?

Es una técnica que se adapta a muchas situaciones de pérdida de pelo.

La técnica FUE es ideal cuando el objetivo es repoblar una zona pequeña, ya que en poco tiempo se puede obtener un resultado perfecto sin generar ninguna cicatriz visible.

Cuando la zona para repoblar es mayor, también es una técnica muy adecuada, pero se tiene que tomar en cuenta que requiere tiempo. Se suele estimar que el máximo de folículos que se pueden extraer en una sesión es entorno a los 4.000. Eso implica que en casos importantes se necesitarán varias sesiones.

En casos de calvicie más acusada, se suele combinar la técnica FUE con la técnica FUT, lo que permite conseguir un resultado muy natural en un número razonable de sesiones.

Artículos relacionados:

¡Vivir es compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *