Como fortalecer la confianza en una relación de pareja

fortalecer confianza relación parejaSi te digo la verdad, a mí me parece que la confianza en la pareja es un tema que tiene que fluir naturalmente. Es un pilar fundamental, pero si estás pensando en como puedes mejorarlo, suele ser un síntoma de que algo va mal. Pero, como nunca está de más repasar consejos para tener una relación sana, en este artículo vamos a ver qué se puede hacer para fortalecer esa confianza.

¿Por qué es tan importante la confianza en la relación?

Sin confianza no hay paz mental. Así de sencillo y contundente. Si no confías en tu pareja para temas importantes, tendrás la tentación de querer controlar las cosas.

Por ejemplo, si piensas que te podría estar engañando con otra persona, te vas a poner a buscar signos de infidelidad, y querrás saber en todo momento qué está haciendo y con quién está. O, aunque no contemples algo tan extremo como unos cuernos, si no confías en la otra persona es muy probable que aparezcan los celos.

Y no se trata solo de temas de amores. Hay personas que no confían en sus parejas para la gestión del dinero o la educación de los hijos. Eso lleva a numerosos conflictos y a una intranquilidad permanente. Una persona se siente controlada, y la otra no puede dejar de controlar. No es agradable.

Con confianza, sin embargo, todo es mucho más fácil. Ahora bien, la confianza se gana. Es normal que, al principio de una relación, cuando todavía no conoces bien a la otra persona, no le entregues el 100% de tu confianza. Aunque también es saludable darle un voto de confianza. La experiencia ya te dirá si acertaste.

¿Cómo se puede fortalecer la confianza en una relación?

Necesitáis tener una comunicación abierta y honesta

La base de una relación de pareja sana es una buena comunicación. Los seres humanos tenemos tendencia a suponer muchas cosas, porque a veces nos resulta más cómodo que preguntar y hablar las cosas. Pero suponer lleva a muchas equivocaciones y a un distanciamiento de las otras personas. Si quieres estar en la misma página que tu pareja, necesitas hablar abiertamente con ella sobre vuestros sentimientos, preocupaciones y expectativas respectivos.

Es la única forma de aclarar cualquier malentendido, y de ser consciente del estado real de la relación. Por supuesto, para lograrlo es muy importante que ambos os sentáis cómodos compartiendo vuestros pensamientos y emociones sin temor a ser juzgados por la otra persona. Todo eso favorece una relación de mucha confianza, porque cualquier duda puede ser aclarada conversando.

Eso sí, eso solo funciona si te comportas con honestidad. Tienes que ser transparente en tus acciones, y cuando compartes pensamientos y sentimientos. Ocultar información o mentir puede rápidamente socavar la confianza en la relación.

Cumple tus promesas

Si te comprometes a hacer algo y no lo haces, no es exactamente lo mismo que mentir, pero es algo muy parecido. A todos se nos puede pasar hacer algo que habíamos acordado, pero entonces tendrás que enmendarlo rápidamente. Por lo general, si dices que harás algo, asegúrate de hacerlo. Esto demostrará a tu pareja que eres una persona en la que se puede confiar, y que puede contar contigo.

Proporciona ayuda a tu pareja cuando lo necesita

Muchas veces se cuenta que en los momentos difíciles es cuando te das cuenta de quiénes son tus verdaderos amigos. Se podría decir lo mismo de las personas en las que puedes confiar. Pero, realmente, la ayuda y el apoyo no solo se tienen que proporcionar cuando tu pareja tiene un problema grave. Puedes estar allí también para las pequeñas cosas de la vida.

Tienes que demostrarle a tu pareja que puedes ser su principal apoyo, en los momentos difíciles, por supuesto, pero también para otras oportunidades. Si escuchas activamente, muestras empatía y ofreces tu apoyo incondicional, no hay duda de que eso fortalecerá vuestro vínculo emocional y fomentará vuestra confianza mutua.

Y vuelvo a lo que decía al principio. A mí me parece que eso es algo que fluye cuando estás con una persona compatible y la quieres. Si ves que necesita ayuda, se la ofreces, y ella hace lo mismo contigo.

Respeta los límites y el espacio personal

Lo anterior me permite hacer una transición perfecta con otro tema importante. Es genial tener a una persona que te ayuda cuando lo necesitas, pero sería bastante pesado tener a alguien que no para de ofrecer su apoyo cuando no lo necesitas. Una cosa es estar allí y otra cosa es invadir el espacio de tu pareja. Hay personas que no saben diferenciarlo.

Por mucho que os queráis, que compartáis vuestras preocupaciones más intimas y todo lo importante de vuestras vidas, ambos vais a seguir necesitando vuestro propio espacio. Y eso se traduce de varias maneras.

Una de las más importantes es no invadir la privacidad de tu pareja ni decidir cosas por ella. Tienes que respetar su espacio y confiar en que te comunicará las cosas importantes si algo te involucra o concierne.

Además, también es importante permitir que ambos seáis capaces de mantener vuestra independencia. No impidas que desarrolle, o mejor aún, ayuda a tu pareja a fomentar sus intereses, pasatiempos y relaciones fuera de la relación.

Mantén la confidencialidad

¿Le contarías un secreto tuyo a una persona que sabes que luego no será discreta al respecto? Probablemente no. Una parte importante de la confianza se basa en mantener la privacidad de algunas informaciones. Con tu pareja vais a compartir temas muy íntimos, y por lo tanto, si quieres que confíe en ti, no puedes hablar de ellos con terceras personas. Es obvio, pero algunas personas lo descuidan.

Resuelve los conflictos de manera constructiva

Por mucho que seáis dos personas muy compatibles, es inevitable que vayáis a tener algún conflicto. Un desacuerdo, una falta de paciencia, y otras muchas causas pueden llevar a un choque. Y para evitar que el problema vaya a más, hay una solución sencilla, de nuevo, la comunicación. Es importante evitar cualquier tipo de ataque personal, y buscar una solución juntos cuanto antes. Dejar que pase el tiempo solo puede complicar el conflicto.

A medida que solucionéis algunos desacuerdos, veréis como estéis hablando con una persona razonable, y os ayudará a confiar mucho más el uno en el otro.

En la misma línea, es importante aceptar y perdonar los errores. Si te has equivocado, reconócelo, asume la responsabilidad y trabaja en mejorar para no repetir el mismo error. Si la persona que se ha equivocado ha sido tu pareja, demuestra empatía, paciencia y comprensión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *