¿Cada cuánto hay que pesarse durante la dieta?

Es una pregunta que se hacen todas las personas que se han dispuesto a perder peso, bien sea por una dieta, bien sea haciendo deporte o una combinación de ambos métodos. Evidentemente, es muy natural querer saber si vas por buen camino, así que es lógico pensar en pesarse con cierta frecuencia para medir el resultado. Por eso hoy vamos a ver cada cuanto hay que subirse a la balanza cuando estás a dieta.

Un recordatorio importante: perder peso es un objetivo a largo plazo

Hemos insistido muchas veces en ello en el blog. Cuando quieres perder peso, tienes que entender que las dietas milagrosas que te hacen perder mucho peso en poco tiempo no son sanas, y a medio plazo son ineficientes. Lo que se pierde rápido se recupera rápido, y a menudo se engorda más todavía, sin contar el efecto nefasto de esas dietas desequilibradas sobre tu salud.

No has llegado a tener sobrepeso en cuestión de días, ni siquiera semanas. Ha sido un proceso gradual, y si quieres adelgazar, tienes que aceptar que te va a requerir un esfuerzo a medio y largo plazo, básicamente para adoptar un estilo de vida saludable, con alimentación sana y ejercicio físico y que lo integres en tu higiene de vida para siempre.

¿Por qué este recordatorio? Simplemente para que sepas que al ser una maratón y no un sprint, no tiene sentido obsesionarte con pesarte, ni hacerlo cada día. Los resultados tardarán en notarse, así que ten paciencia.

¿Con cuanta frecuencia pesarse?

Para perder un kilo necesitas gastar 7.700 calorías netas aproximadamente. Te hablo de la diferencia entre las calorías que ingieres en tu alimentación y las que gasta tu organismo normalmente más lo que gastes haciendo deporte. Suponiendo que de media gastes unas 500 calorías netas, lo que sería ya el  25% del gasto habitual para un varón adulto, tardarías unos 15 días en perder un kilo. Insisto en que ya estamos hablando de un gasto neto de calorías bastante elevado.

Por lo tanto, incluso con un programa ambicioso como ese, pesarte cada semana solo mostraría una bajada de peso de 500 gramos, que comparado con la variación diaria de peso que tenemos es un valor ridículo, pero ya hablaremos de ello en la siguiente sección. Por este motivo, yo te diría que te peses una vez cada 15 días, o incluso una vez al mes.

Muchas personas ignoran el hecho de que la pérdida de peso toma tiempo, y se pesan cada día. Es un grave error, porque los cambios no van a ser perceptibles, y solo notarás las variaciones normales de tu cuerpo. Así que resiste la tentación, guarda la balanza, y sácala únicamente una vez al mes, o como mucho cada 15 días. He visto por allí páginas que hablan de pesarse semanalmente, pero me parece una tontería.

El objetivo de pesarse es que puedas medir tu progreso. Para ello necesitas tener la posibilidad de notar algún cambio real en positivo. Y solo lo podrás hacer si eres paciente. Si te pesas con demasiada frecuencia, te puedes desanimar al no notar diferencia.

El margen de error y las variaciones de peso diarias

Tenemos balanzas tan precisas hoy en día, que pueden registrar variaciones de 100 gramos. Pero, cuando usas un poco de sentido común, te das cuenta que durante el día tu peso puede variar de forma muy significativa.

¿Te suenan esos momentos en los cuales tienes mucha sed y bebes fácilmente medio litro de agua, o más? Evidentemente, si te pesas antes de beber tendrás 500 gramos menos que después. Lo mismo pasa si te pesas antes o después de comer. Y por la misma lógica puede haber mucha diferencia entre pesarse antes o después de ir al baño.

Luego está la ropa. Nos parece que no pesa nada, pero si haces la prueba entre pesarte con ropa normal (calcetines, ropa interior, vaqueros, camiseta y sudadera), puedes notar una diferencia de hasta 1,5kg con tu peso estando desnudo. También es de sentido común pero lo tienes que tener en cuenta.

Por lo tanto, si quieres tener una comparativa fiable, deberías pesarte siempre en las mismas condiciones. Quizás el mejor momento sea por la mañana, después de ir al baño, y por supuesto sin llevar ropa. Aun así, lo que hayas comido la noche anterior o tu nivel de hidratación pueden hacer variar el resultado, por eso es importante que no te obsesiones demasiado. Acepta que puede haber un margen de error. Puedes tener un peso ligeramente inferior o superior a lo que esperabas.

Lo importante es la tendencia. Si cada mes notas una bajada, es que estás haciéndolo bien. Podrás valorar si va más lento o más rápido que esperabas, pero al menos tendrás unas cifras objetivas.

Recuerda:

  • Pésate siempre en las mismas condiciones.
  • Ten una cita con la balanza solo una vez al mes, o como mucho cada 15 días.

 

Artículos relacionados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.