Remedios y trucos para dejar de roncar por la noche

remedios para dejar de roncarLos ronquidos pueden ser muy molestos, especialmente para el entorno cercano, y a veces hasta para los vecinos. En algunos casos, la situación puede deteriorar hasta la apnea del sueño, un problema importante que requiere soluciones médicas. Hoy voy a comentar los principales trucos y remedios para dejar de roncar, o al menos que se note menos. Puedes tomar muchas medidas, así que presta atención.

Antes de hablar de remedios, veamos por qué roncar es tan habitual

¿A qué se deben los ronquidos?

Roncar por la noche se debe al encogimiento del espacio del fondo de la garganta. Lo que ocurre es que varios elementos de la boca, como el velo del paladar, la lengua y la úvula, se relajan durante el sueño. Si esos órganos son muy voluminosos, como ocurre para muchas personas, pueden obstruir las vías respiratorias. Cada ves que inspiran, el aire hace vibrar esos tejidos, lo que provoca el ruido característico de los ronquidos.

Factores que aumentan la probabilidad de roncar

  • La probabilidad aumenta con la edad.
  • El problema de los ronquidos afecta más a hombres que a mujeres.
  • El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo.
  • Dormir bocarriba favorece los ronquidos.
  • La obstrucción o el taponamiento nasal, por diversos motivos (tabique desviado, resfriado, alergia).
  • Amígdalas voluminosas en el caso de los niños.
  • El consumo de alcohol o cualquier medicamento que relaja los músculos (antihistamínicos, somníferos, etc).
  • El consumo de tabaco.

Consejos y remedios para dejar de roncar por la noche

Quizás necesites llevar un estilo de vida más saludable

Ya lo has visto antes, hay tres factores que aumentan la probabilidad de tener ronquidos por las noches: un peso excesivo, el consumo de alcohol y el tabaco. La verdad es que si ninguno de los cien motivos que ya he citado en el blog para tener un estilo de vida más saludable te había convencido, quizás lo haga la posibilidad de dejar de roncar.

  • El problema del sobrepeso y de la obesidad es que cuando subimos de peso, el diámetro de la garganta tiene a estrecharse. Eso comprime las vías respiratorias, lo que puede causar los ronquidos. Por lo que, antes de buscar remedios para dejar de roncar, comprueba si tienes sobrepeso, y si es el caso, quizás sea buen momento para empezar una estrategia para adelgazar.
  • El consumo de alcohol influye sobre los ronquidos cuando bebes dos horas antes de acostarte, o si has bebido mucho durante el día. El alcohol es un relajante muscular que aumenta el fenómeno que describí al principio del artículo.
  • Fumar provoca una inflamación de las vías respiratorias, que también favorece los ronquidos. Así que puedes añadir un motivo más para dejar el tabaco.
  • La falta de hidratación reseca las paredes nasales y el paladar y puede aumentar los ronquidos. Bebe lo suficiente cada día.
  • Cenar demasiado también se asocia con un mayor riesgo de roncar, así que controla las cantidades que ingieres por la noche, evitando la comida pesada y los lácteos.
  • La falta de descanso provoca que duermas más profundamente, y eso aumenta la probabilidad de ronquidos. Cuida tu sueño.

Algunas de esas soluciones para dejar de roncar tomarán su tiempo, pero merecen la pena.

Remedios para dejar de dormir bocarriba y, por lo tanto, dejar de roncar

El problema de dormir bocarriba es que facilita que la lengua se posicione muy en el fondo de la boca, tapando el paso del aire, y provocando los ronquidos. Tienes varias estrategias para impedir que eso pase.

  • El método de la pelota de tenis. Consiste en coser una pelota de tenis en la mitad de la espalda de tu pijama. De esa forma, aunque te muevas durante la noche, no acabarás durmiendo bocarriba, y te pondrás naturalmente de lado.
  • Comprar una almohada antirronquidos. Son almohadas cuyo diseño dificulta que duermas bocarriba.

Levanta la cabeza

Elevar la cabeza respecto al resto del cuerpo es de gran ayuda. Si añades una almohada, o usas un somier inclinable, puedes elevar un poco tu cabeza. De esa forma, ayudas a mejorar la respiración y evitas la probabilidad de roncar.

Remedios para dejar de roncar cuando el problema viene de la nariz

Algunas personas roncan ocasionalmente, por culpa de la congestión nasal. La imposibilidad de respirar por la nariz les hace respirar por la boca, lo que puede ocasionar ronquidos.

  • Puedes usar un spray nasal para descongestionar la nariz antes de irte a la cama.
  • Tomar una ducha caliente a veces también permite descongestionar.

Luego puede que el problema venga de un problema más estructural, como por ejemplo un tabique nasal desviado.

  • Hay soluciones sencillas que pueden ayudar, como los dilatadores nasales.
  • Si el problema es más grave, probablemente tengas que consultar con un otorrino para ver tus opciones, entre las cuales la cirugía.

Cuando el aire es excesivamente seco

Si vives en una ciudad como Valencia, con un nivel de humedad muy alto, probablemente no sea el caso. Pero hay ciudades y zonas muy secas donde el aire reseca la garganta y puede llegar a congestionar las vías nasales.

En esos casos extremos, un humidificador de aire podría ser una solución para tener noches más tranquilas.

Esos remedios para dejar de roncar no valen una visita a tu médico

Lo decía al principio del artículo. Para la mayoría de las personas los ronquidos no son un problema muy grave, salvo por las molestias que ocasionan a terceros. Pero, a veces, roncar se convierte en una situación mucho más problemática, como por ejemplo la apnea del sueño. Si detectas que sufres de eso tienes que consultar con tu médico para que te aconseje y te recete las soluciones adecuadas para tu caso.

Los remedios, trucos o consejos para dejar de roncar que he listado van destinados solamente a las personas con casos más leves de ronquidos. El objetivo es dejar de molestar a los demás.

¿Tienes algún truco que quieres compartir?

 

Artículos relacionados

¡Vivir es compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *